• La antigua aerolínea de bandera española, integrada en el holding IAG, ofrecerá cerca de 1.550.000 asientos entre nuestro país y el germano (un 32% más que en 2014).
  • En concreto, lanzará vuelos desde Madrid a Hamburgo, que será su séptimo destino alemán, y reforzará sus rutas desde la capital española a Berlín, Dusseldorf y Frankfurt.
  • Así, Iberia se consolida un poco más en Europa, aunque su negocio natural es Hispanoamérica, donde sobre todo está preocupada por Venezuela.
  • Pero se debe tener en cuenta que la compañía aérea germana no sólo debe enfrentar a la potente competencia, sino también a la amenaza de nuevas huelgas de pilotos.
  • Y es que IAG es el grupo aéreo que mejores resultados económicos ha tenido en 2014: el beneficio de Lufthansa cayó un 82,4% a 55 millones de euros y Air France-KLM continúa en pérdidas.

Afortunadamente y tras someterse a una importante y fuerte reestructuración, parece que las cosas empiezan a ir mucho mejor para Iberia, pues ahora tiene el viento a su favor. Y tras la mejora, la antigua aerolínea de bandera española, integrada en el 'holding' International Airlines Group (IAG) junto a British Airways y Vueling, apuesta por crecer y consolidarse.

En esta estrategia, se enmarca el anuncio conocido este viernes, pues Iberia aprovecha la debilidad de Lufthansa para reforzarse y ganar cuota en Alemania. En concreto, a partir del próximo 29 de marzo ofrecerá cerca de 1.550.000 asientos en vuelos entre nuestro país y el germano (un 32% más que en 2014).

Un incremento de cuota que se llevará a cabo de varias formas. En primer lugar la aerolínea que preside Luis Gallego lanzará vuelos desde Madrid a Hamburgo, concretamente cuatro vuelos semanales a esta ciudad alemana que será su séptimo destino en dicho país. Pero no sólo eso, también reforzará sus rutas desde la capital española a Berlín, Dusseldorf y Frankfurt. Así, las frecuencias semanales en vuelos Madrid-Berlín pasarán de 11 a 14; en los de Madrid-Dusseldorf, de 19 a 21 y en los de Madrid-Frankfurt de 18 semanales a tres diarios.

De esta manera, Iberia se consolida un poco más en Europa, donde puede mirar un poco con la vista por encima del hombro a Lufthansa. Sin embargo, no se puede olvidar que el negocio natural de la antigua aerolínea de bandera española es Hispanoamérica. Allí, está sobre todo preocupada por el dinero que tiene en Venezuela (más de 200 millones de euros) y que por ahora no puede repatriar. Sin embargo, a Iberia no le quita el sueño el hecho de tener como primer accionista al sospechoso emirato de Qatar, pues el pasado 30 de enero Qatar Airways compró el 9,99% de IAG.

En la situación de las aerolíneas en la actualidad, se debe tener en cuenta que la compañía aérea germana no sólo debe enfrentar a la potente competencia, sino también a la amenaza de nuevas huelgas de pilotos. Recuerden que estas ya se produjeron para protestar contra las medidas para ganar en competitividad frente a las 'low cost', especialmente en las rutas de Oriente Medio y los países del Golfo Pérsico.

Por si esto fuera poco, a nivel de números tampoco levanta cabeza, pues en 2014 su beneficio cayó un 82,4%, hasta los 55 millones de euros. Mientras, en el mismo periodo, IAG ganó 1.003 millones y se consolidó como el grupo aéreo con mejores resultados, pues Air France-KLM tropieza con su reestructuración y pierde fuelle frente a IAG y Lufthansa. Es más, esta última es la única de estas tres grandes que sigue en pérdidas.

Cristina Martín

[email protected]