• Parece el mundo al revés o una 'vendetta' de lo que ha hecho la italiana jibarizando Endesa.
  • No sólo en el Hispanoamérica, donde Endesa ya no está, sino en Italia: invertirá 500 millones para hacerse con el 7% de cuota.
  • Claro que el primer paso de este ambicioso objetivo es conseguir entre uno y dos millones de clientes hasta 2020.
  • Y tiene dinero: invierte 25.000 millones en su plan estratégico 2016-2020 y la fusión de las filiales en Brasil le aportará 480 millones.
  • Pero no esperen compra de compañías en Italia: se centrará en crecer vía clientes domésticos y pequeñas empresas.
Iberdrola, tras la fusión Elektro-Neoenergía en Brasil, ahora pone sus ojos en Italia, esperando sacar tajada de la decisión del Gobierno de Paolo Gentiloni de liberalizar el mercado eléctrico minorista a pesar de que se ha retrasado a 2019. Por ello invertirá 500 millones para desafiar a Enel en su terreno. Esto parece el mundo al revés o una vendetta de lo que ha hecho la compañía italiana jibarizando Endesa. No sólo en Hispanoamérica, donde Endesa (concretamente, su filial Enersis) ya no está, sino en el país transalpino. Y es que la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán (en la imagen) 'está crecida', pues ya es la mayor eléctrica de Brasil y de Hispanoamérica por número de clientes. De ahí que ahora haya decidido mirar a Italia, eso sí, sin dejar de lado sus mercados prioritarios (EEUU, México, Brasil) o sus 'puntos fuertes' (entre ellos, Reino Unido, donde su filial ScottishPower es líder eólico). Su objetivo en el país transalpino es lograr hacerse con entre el 5% y el 7% de cuota de mercado en 2023. Claro que el primer paso de este ambicioso proyecto es conseguir entre uno y dos millones de clientes hasta 2020. E Iberdrola tiene dinero para ello. En concreto, invierte 25.000 millones en su plan estratégico 2016-2020 y la fusión de las filiales en Brasil le aportará 480 millones, lo que equivale a un tercio de lo que ha ganado en el primer semestre. Y a esto se une la cuantía procedente de desinversiones: por ejemplo, hace 14 meses vendió cinco complejos eólicos en Italia, con una potencia de 245 megavatios (MW), por más de 190 millones y su deuda asociada (más de 222 millones), quedándose sólo con una capacidad instalada de 10 MW eólicos. Sin embargo, no cabe esperar compra de compañías en Italia, Iberdrola se centrará en crecer vía clientes domésticos y pequeñas empresas. Es decir, por avanzar en la patria de Enel mediante crecimiento orgánico. Cristina Martín [email protected]