• Las jóvenes intentaban protestar por los abusos sexuales y físicos que, según algunos familiares, sufrían en el centro.
  • "No son criminales ni animales. Son niños, son personas, son adolescentes", exclamaba un familiar ante la prensa.
  • Además, en el momento del incendio había unos 748 internos, cuando puede albergar a un máximo de 400.
Auténtico horror producen los sucesos que llegan de Guatemala. Al menos 22 niñas han fallecido y otras 38 han resultado heridas por un incendio registrado este miércoles en un centro de menores público. Y que, además, se ha originado cuando las jóvenes intentaban protestar por los abusos sexuales y físicos que, según algunos familiares, sufrían en el centro, informa RTVE. Un grupo de mujeres ha detallado los testimonios que en su día contaban los pequeños, al asegurar que son "golpeados" y violados". "No son criminales ni animales. Son niños, son personas, son adolescentes", exclamaba una de ellas ante la prensa. "La comida es más mierda. Todo es un desastre. Aquí los tratan peor que uno. Si mi hijo era un rebelde ahora con cholos [pandilleros] peor. Aquí no los cuidan nada", decía otra. Según las primeras pesquisas, el fuego fue originado por las propias internas al quemar unos colchones, tal como ha indicado a la prensa en los alrededores del Hogar Virgen de la Asunción, ubicado en la localidad de San José Pinula, el defensor de la Procuraduría de Derechos Humanos, Abde Paredes. Supuestamente, las menores heridas y fallecidas habrían elegido este miércoles, Día Internacional de la Mujer, para protestar por los abusos sexuales y físicos que sufren en el hogar. En cualquier caso, la fiscalía está investigando los hechos y se espera que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronuncie, dado que en noviembre se solicitaron medidas cautelares contra el centro por las denuncias de abusos. El Hogar Virgen de la Asunción acoge, por decisión de la Procuraduría de Derechos Humanos, a menores huérfanos, víctimas de abusos o involucrados en el tráfico de drogas. En el momento del incendio había unos 748 internos, cuando puede albergar a un máximo de 400. José Ángel Gutiérrez [email protected]