• La orden más 'contestada', la retirada de EEUU del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP). La retirada de Estados Unidos del TPP fue criticada desde las propias filas republicanas.
  • "Una gran cosa para el trabajador estadounidense", asegura.
  • El senador John McCain lo calificó de "grave error" de "consecuencias duraderas" ya que dejará más espacio para que China amplíe su red comercial.
  • También Japón consideró un "sinsentido" el acuerdo sin Estados Unidos "porque se desequilibra la balanza entre intereses fundamentales".
  • El presidente de México, Enrique Peña Nieto, admitió que será necesario "redefinir la nueva relación con Estados Unidos".
  • Además, Trump firmó ayer lunes la congelación de empleados en la Administración federal "excepto para el Ejército.
  • Así como un decreto según el cual las ONG que reciban dinero público estadounidense no pueden practicar o promover abortos en los países donde operen.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó ayer lunes una orden ejecutiva para formalizar la retirada del país del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), firmado el año pasado por 12 países de la zona de Asia-Pacífico y pendiente de ratificación por el Congreso. "Lo que acabamos de hacer es una gran cosa para el trabajador estadounidense", dijo Trump en el Despacho Oval. Además, en un encuentro posterior con sindicatos, anunció que "en el momento apropiado" revisará el tratado de libre comercio con México y Canadá (NAFTA) impulsado por Bill Clinton en 1992. El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, explicó la salida del TPP por el interés de Trump por priorizar las negociaciones bilaterales en materia comercial en vez de enmarcadas en acuerdos con más países. La retirada de Estados Unidos del TPP fue criticada desde las propias filas republicanas. El senador John McCain lo calificó de "grave error" de "consecuencias duraderas" ya que dejará más espacio para que China amplíe su red comercial. Algunos de los países firmantes del TPP reaccionaron de inmediato. El ministro de Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, afirmó: "El TPP tal cual como lo conocíamos ya no está sobre la mesa" y anunció que el acuerdo se retirará también en Chile "ya que el pilar fundamental era la presencia de Estados Unidos". También Japón consideró un "sinsentido" el acuerdo sin Estados Unidos "porque se desequilibra la balanza entre intereses fundamentales", según dijo el viceportavoz del Gobierno japonés, Koichi Hagiuda, quien conminó a Trump a que "comprenda bien el significado estratégico y económico del TPP". Por su parte, Australia y Nueva Zelanda confirmaron que seguirán apoyando el TPP a pesar de la salida de Estados Unidos. Por su parte, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, admitió que será necesario "redefinir la nueva relación con Estados Unidos" pero sin "confrontación ni sumisión". "La solución es el diálogo y la negociación", dijo, y anunció que buscará una "negociación integral" en la reunión que mantendrá el próximo 31 de enero con Donald Trump, en la que llevará a la mesa "todos los temas": comercio, migración, seguridad fronteriza, amenaza terrorista, tráfico de drogas, armas y efectivo. Además de esta orden, Trump firmó ayer la congelación de empleados en la Administración federal "excepto para el Ejército", según precisó. También firmó un decreto según el cual las ONG que reciban dinero público estadounidense no pueden practicar o promover abortos en los países donde operen. Además, en una reunión con los ejecutivos de las grandes empresas estadounidenses, el presidente anunció un gran impuesto fronterizo para las empresas que produzcan fuera del país y una reducción de impuestos "en masa", de entre el 15% y el 20% para "la clase media y las empresas". Andrés Velázquez [email protected]