• Llevamos nada menos que trece los trimestres consecutivos con los precios de la vivienda creciendo en tasa interanual.
  • Y entre abril y junio, el precio medio de la vivienda repuntó un 2%.
Parece que nos encaminamos sin remedio hacia una nueva burbuja inmobiliaria. Se suponía que la crisis había corregido los precios de los pisos y los había dejado en su valor real. Pero no. Y es que el precio medio de la vivienda libre subió un 5,6% en el segundo trimestre en tasa interanual, tres décimas más que en el trimestre anterior, lo que supone la tasa de crecimiento más elevada desde el primer trimestre de 2016, según el Índice de Precios de Vivienda (IPV) del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicado este viernes. De esta forma, ya son trece los trimestres consecutivos en los que los precios de la vivienda presentan tasas interanuales positivas. En tasa intertrimestral, el precio medio de la vivienda repuntó un 2% entre abril y junio. Por tipo de vivienda, el precio medio de las de segunda mano aumentó medio punto, hasta el 5,8% en el segundo trimestre, la mayor tasa desde el primer trimestre de 2016. En el caso de las viviendas nuevas, su precio avanzó una media del 4,4% en el mismo periodo, más de un punto inferior a la del trimestre anterior. Entre 2008 y 2013, el precio de la vivienda libre registró descensos anuales de distinta intensidad: del 1,5% en 2008, del 6,7% en 2009, del 2% en 2010, del 7,4% en 2011, del 13,7% en 2012 y del 10,6% en 2013. En 2007, cuando comenzó a elaborarse este índice, el precio de la vivienda libre experimentó un crecimiento del 9,8%. No fue hasta 2014 cuando el precio de la vivienda libre volvió a tasas positivas, con un repunte anual medio del 0,3%, que en 2015 se aceleró hasta el 3,6% y en 2016 hasta el 4,7%, el segundo mayor incremento en un año desde 2007. Lo dicho. Hacia una nueva burbuja. José Ángel Gutiérrez [email protected]