• El Ecofin confirma que España y Portugal no atajaron el déficit y abre el proceso de multa.
  • España la recurrirá y alegará los esfuerzos y ajustes hechos ya por el Ejecutivo, como la consolidación fiscal.
  • Así como el cambio en las cifras macroeconómicas en los últimos años y las reformas estructurales realizadas.
  • Y por si no es suficiente, el Gobierno subirá el impuesto de Sociedades para recaudar 6.000 millones y cumplir con el déficit.
  • "Sería una paradoja que a la economía europea que ha dado más giro se le impusiera una multa", argumenta Guindos, quien, además, separa el asunto de los fondos estructurales.
Los ministros de Economía y Finanzas de la UE, llamado Ecofin, han confirmado que España y Portugal no han cumplido sus compromisos para reducir su déficit público, con lo que se inicia ahora el correspondiente proceso para sancionarlos, informan agencias. "El Consejo considera que Portugal y España no han tomado medidas efectivas en respuesta a las recomendaciones (que se les hizo) sobre medidas para corregir su déficit excesivo", apuntan los países miembros en un comunicado, en el que recuerdan que ahora se "desencadena" el proceso para imponerles una multa, que puede oscilar entre el 0,2% de su PIB y cero euros. En el caso de España, ello supondría una multa de más de 2.000 millones de euros si Bruselas fija el máximo posible, aunque desde la Comisión han avisado de que puede proponer su reducción o anulación. De hecho, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha anunciado alegaciones por parte del Gobierno español. En concreto, alegará los esfuerzos y ajustes hechos ya por el Ejecutivo, como el de consolidación fiscal desde el 9,6% de déficit en 2011 al 3,9% previsto para este año. De Guindos, además, ha expresado su convicción de que el déficit volverá a situarse "por debajo del 3% el próximo año". Para lograrlo, según el ministro, el Ejecutivo establecerá un tipo mínimo en los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades, que permitirá recaudar 6.000 millones de euros y cumplir con el déficit -por debajo del 3%- en 2017. España también alegará el cambio en las cifras macroeconómicas en los últimos años, así como las reformas estructurales realizadas. También la importancia de la inflación negativa. Por todo ello, Guindos se ha mostrado convencido de que la sanción será 'cero' o 'nula'. "Sería una paradoja que a la economía europea que ha dado más giro se le impusiera una multa". El plazo que se abre este martes ofrece también diez días a España para que presente sus alegaciones al proceso sancionador, en un documento que De Guindos ha dicho que presentará "mañana mismo" (por el miércoles), con argumentos que defiendan los esfuerzos asumidos por el Gobierno para salir de la crisis. Una vez que Bruselas ponga cifra a las multas que cree que se deben imponer a los dos países, el Consejo tendrá otros diez días para oponerse a la sanción si quiere frenarla, o quedará automáticamente confirmada. Andrés Velázquez [email protected]