• El problema es que Goiri no quiere… y  Bruselas tampoco.
  • Pero BMN se está quedando sin fuelle y su salida a bolsa parece imposible… sobre todo tras el sumario de la OPV de Bankia.
  • El único que cree en un futuro en solitario es Carlos Egea, el presidente, pero no ha logrado convencer a su amigo, Luis de Guindos.
  • El ministro fue consejero de BMN y, de las entidades nacionalizadas, ha sido la mejor tratada por el Ejecutivo.

Eso no lo duda nadie, de los cuatro bancos entidades nacionalizadas (Bankia, Catalunya Caixa, NCG Banco y Banco Mare Nostrum) BMN ha sido la mejor tratada por el Ejecutivo Rajoy. Quizás porque el responsable del sector bancario, es decir, el titular de Economía, Luis de Guindos, fue consejero de la entidad que preside Carlos Egea (en la imagen) y miembro de su Comisión de Auditoria.

El caso es que BMN no ha sufrido el acoso a sus cuentas que han sufrido otros, y el banco resultante de la fusión de cuatro cajas de ahorros (Murcia, Granada, Mallorca y Penedés) y su presidente, Carlos Egea, amigo personal de Guindos, han podido hacer la travesía en el desierto sin, al menos, agobios.

Al final, el Estado ha puesto en BMN sólo en capital y créditos blandos europeos cerca de 1.800 millones de euros. Por su parte, Egea le vendió a Sabadell toda la antigua red de Caixa Penedés, la red catalana, por 500 millones de euros. Pero este es el problema: que aún así, BMN ha perdido fuelle, no puede afrontar su salida a bolsa (especialmente después de la curiosa dirección que ha tomado el sumario por la OPV de Bankia) y necesita más ayudas.

Guindos quiere dar por cerrada la reconversión bancaria española y acudió a Bankia: que Bankia se coma a BMN y a correr. Lo cierto es que no son muy compatibles, más bien redundantes, pero se puede asumir. A José Ignacio Goirigolzarri, no le gusta nada la cosa pero lo peor es que tampoco le gusta a Bruselas, la chica de los préstamos para el rescate bancario. Asegura que en el memorándum figuraba un segmento geográfico muy concreto y que no debería variarse. Pero un Luis de Guindos con prestigio en Bruselas, lo tiene, puede conseguirlo.

A saber: Bankia en camino de solución, con permiso de los tribunales, CX en manos del BBVA, Liberbank depende del mercado, aunque todos presumen que acabará en manos de alguien, NCG Banco para los venezolanos de Abanca, allá ellos. No se sabe cómo acabará la cosa pero es cosa suya. Ahora BMN: pues que se lo coma Bankia. Y puede conseguirlo.

Eulogio López

[email protected]