• En una entrevista en La Repubblica explica su propuesta de reemplazar la actual deuda del país por unos bonos nuevos vinculados al crecimiento nominal de Grecia.
  • "Lo que proponemos es sustituir los otros tramos -los préstamos del FMI y de los países del euro- por nuevos bonos de deuda con interés de mercado, que ahora está muy bajo, y con una cláusula: empezaremos a devolver todo una vez que haya comenzado el crecimiento sólido en Grecia", ha detallado.
  • Señala que su propuesta es la mejor manera de limitar el coste para los contribuyentes europeos del rescate griego.
  • De hecho, el nuevo Gobierno de Grecia ya ha empezado a negociar su propuesta con el FMI y con el BCE. 
El nuevo Gobierno de Grecia ha ofrecido más detalles sobre su propuesta de reemplazar su actual deuda por unos bonos nuevos vinculados al crecimiento nominal del país. Lo ha hecho el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis (en la imagen), en una entrevista con el diario italiano La Repubblica publicada este miércoles.

En la entrevista ha adelantado, por ejemplo, que Grecia pagará al BCE "todo y en plazo". "Lo que proponemos es sustituir los otros tramos -los préstamos del FMI y de los países del euro- por nuevos bonos de deuda con interés de mercado, que ahora está muy bajo, y con una cláusula: empezaremos a devolver todo una vez que haya comenzado el crecimiento sólido en Grecia", ha explicado.

El ministro griego señala que su propuesta para canjear los préstamos actuales por bonos ligados al crecimiento es la mejor manera de limitar el coste para los contribuyentes europeos del rescate griego.

Precisamente Varoufakis se ha entrevistado hoy miércoles en Fráncfort con el presidente del BCE, Mario Draghi, para explicarle la propuesta de Atenas para aliviar el peso de la deuda del país -que supone ya el 177% de su PIB- y su compromiso de reformas y a la salida de la reunión se ha mostrado "muy animado de cara al futuro".  

"El BCE es el banco central de Grecia (...) hará lo que sea para apoyar a los estados miembros de la zona euro", dijo a Reuters el ministro griego tras la reunión. Y añadió que Grecia puede concluir las discusiones con sus acreedores internacionales en un breve plazo de tiempo.

El ministro griego se muestra optimista (debe serlo por naturaleza) y asegura que tuvo una buena acogida en sus reuniones con el mundo financiero en Londres, el pasado lunes. De hecho, ha contado que ya ha empezado a negociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) su propuesta y ha señalado: "No veo por qué no podrían aceptar esta extensión, al menos hasta final de este año, cuando ellos siempre lo hacen en este tipo de situaciones".

Tras el encuentro en Francfort, Varoufakis se ha desplazado a Berlín para entrevistarse este jueves con su homólogo del Ejecutivo alemán, Wolfgang Schäuble.

Precisamente, en otra entrevista con el diario alemán 'Die Zeit' (este hombre no para), ha dicho que las decisiones adoptadas por la Unión Europea (UE) a la hora de afrontar la crisis de Grecia fueron equivocadas y empeoraron la situación, por lo que subraya la necesidad de cambiar de estrategia y abordar el problema de la deuda del país heleno de la misma manera que lo haría un liquidador.

"Si creemos que el rescate fue un error, tenemos que cambiarlo", sostiene el ministro griego, quien opina que Grecia se está hundiendo bajo su propia deuda, por lo que cree contraproducente afrontar este problema mediante la concesión de más créditos al país, ha añadido.

Al mismo tiempo que Varoufakis, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, también está en plena ronda de reuniones con los líderes europeos. Este martes en Roma, logró cierto respaldo por parte de su homólogo italiano, Matteo Renzi, para poner fin a la austeridad, y el lunes en Nicosia, consiguió el apoyo del presidente chipriota para suprimir la troika.

Andrés Velázquez
[email protected]