• El líder de IU, Alberto Garzón, propondrá renegociar la alianza con el partido de Pablo Iglesias para que su federación de izquierdas obtenga "más visibilidad".
  • Garzón reclama "reaccionar para revertir" la inercia de desplome en todas las encuestas.
  • Recordemos: Unidos Podemos se dejó en junio de 2016 un total de 1,2 millones de votos respecto al 20-D de 2015, cuando concurrieron por separado…
  • Pero Garzón asegura que no bajó Izquierda Unida, sino Podemos.
El líder de IU, Alberto Garzón, planteará este sábado ante su Consejo Político el "preocupante desgaste" de la marca morada y propondrá renegociar la alianza con el partido de Pablo Iglesias para que la federación de izquierdas obtenga "más visibilidad". Considera que las siglas de IU no han sufrido la pérdida de simpatía al mismo nivel que Podemos y que esa distinción debe traducirse en un pacto de socios más equitativo antes de Semana Santa. "El nuevo contexto obliga a cambiar", defiende, recoge El Periódico. "El espacio político de Unidos Podemos y las confluencias se está estrechando", en especial la marca morada, según todos los sondeos, ha visto reducida la fidelidad de sus votantes hasta situarse como "los peores de todas las grandes fuerzas", sostiene el informe que defenderá el líder de IU ante los suyos este fin de semana. Garzón reclama "reaccionar para revertir" la inercia de desplome en todas las encuestas. Garzón no comparte la visión de la dirección de Podemos, que niega la autocrítica. Este miércoles el secretario de Organización, Pablo Echenique achacó factores externos como a la prensa el desplome en las encuestas. A pesar de sus declaraciones públicas, la dirección podemista está profundamente preocupada y se ha planteado incluso cambiar su nombre. Para Garzón es un "error" considerar que esa tendencia es producto "únicamente de errores discursivos" o que "es un fenómeno inevitable". El de IU señala que se han producido fallos, como la línea política en Catalunya. "No cabe ambigüedad" respecto a la cuestión territorial, sino que hay que hacer una "apuesta meridiana" por una España federal y plurinacional, en la que se sitúen "las diferencias de clase y sociales en primer lugar", sostiene el informe. La alianza de Podemos con IU se fraguó a un mes de la repetición electoral de junio de 2016, en el famoso 'pacto de los botellines' entre Iglesias y Garzón. Lo que Podemos e IU consiguieron por separado en diciembre de 2015, que fue el sorpasso al PSOE por más de 581.000 votos, después, yendo juntos no pudieron repetirlo. El 20-D de 2015, Podemos obtuvo 5.189.463 e IU, 923.133, sumando entre ambos más de 6,1 millones de votos. En junio de 2016, la coalición Unidos Podemos buscaba el sorpasso al Partido Socialista -85 diputados- y se encontró con un rotundo fracaso electoral que le dejó donde estaba -71 escaños: la suma de los 69 de Podemos y los 2 de IU logrados ya el 20-D, recogió El Mundo. Así que en junio de 2016 bajaron hasta los 5.045.164 votos: Unidos Podemos perdió respecto a esa cita del 20-D alrededor de 1,2 millones de votos. Andrés Velázquez [email protected].