• Ignacio Martín asegura, durante la junta de accionistas de Gamesa, que la operación se cerrará en el primer trimestre de 2017.
  • Siemens controlará el 59% de la nueva sociedad y Gamesa el 41% restante.
  • Además, los accionistas de la compañía española percibirán 3,75 euros por acción.
La junta general ordinaria de accionistas de Gamesa celebrada este miércoles en Bilbao ha estado centrada en la fusión con el negocio eólico de Siemens, anunciada el pasado viernes 17 de junio. Fusión que se cerrará durante el primer trimestre de 2017 si todo sigue su curso normal, según el presidente de la compañía, Ignacio Martín (en la imagen). Durante su intervención, el presidente de Gamesa, que liderará la nueva sociedad, ha insistido en que se trata de una fusión "entre iguales". A lo mejor tiene razón, pero lo cierto es que, al final, el grupo alemán controlará el 59% de la nueva compañía y Gamesa el 41% restante. Eso sí, los accionistas de la empresa española percibirán, cuando se culmine la operación, un pago en efectivo de 3,75 euros por acción, del que se restarán los 0,15 euros por título del dividendo ordinario. La empresa resultante, con centros operativos en España, Alemania y Dinamarca, tendrá una facturación anual aproximada de 9.300 millones de euros y un beneficio operativo ajustado de unos 840 millones, según los datos proforma de los últimos doce meses hasta marzo. En definitiva, será el segundo fabricante de aerogeneradores del mundo, sólo por detrás del grupo francés Vestas. Todo esto está muy bien y seguro que el nuevo grupo cosechará grandes éxitos. Ahora bien, conociendo el modus operandi de Siemens y el trato que han tenido con España a lo largo de los años, no duden de que tardarán muy poco en vender la tecnología de Gamesa como si fuera íntegramente suya. Y ya veremos qué ocurre cuando lleguen las dificultades. Pablo Ferrer [email protected]