• La empresa de energía eólica desembarca en Kuwait y se hace con dos nuevos contratos en Turquía y Chipre (72,5 MW).
  • Con los nuevos pedidos, refuerza más su cartera, que ha aumentado un 49% en el primer semestre.
  • El mercado de aerogeneradores puede marcar un récord este año y todo apunta a que 2016 también será un buen año.
  • Gamesa acierta en su exposición geográfica, sobre todo en India, Brasil y México, donde están el 80% de sus ventas.
Gamesa sube este martes en bolsa un 4% tras informar que ha firmado tres nuevos contratos para el suministro de 72,5 megavatios (MW) en tres nuevos países, Turquía, Chipre y Kuwait, con los que amplía su presencia a un total de 54. Dicho de otro modo, la compañía de energía eólica, cuyo presidente ejecutivo es Ignacio Martín, sigue trasladando así buenas vibraciones sobre el aumento de su cartera internacional de pedidos y que explica en gran medida su buena evolución en bolsa durante el ejercicio, que ha llegado a ser del 65%. Ahora cotiza a 11,8 euros, con una capitalización de algo más de 2.500 millones de euros. Gamesa, en efecto, es una de las empresas con pasado crítico que buscó oxígeno en el exterior para superar su impasse de 2013 y lo está consiguiendo. Hace años le fue estupendamente con sus molinillos, hasta que Iberdrola le dio esquinazo. Hoy es, sobre todo, una empresa volcada en el exterior y en un mercado, el de los aerogeneradores, en plena recuperación. Este año marcará récord y según los analistas del Sabadell, afrontará un buen año también en 2016. Se lo contamos al contraponer el acierto de Gamesa con el viento y el fracaso de Abengoa con el sol. Gamesa ha aprovechado esa ventaja competitiva. Los contratos en Turquía, Chipre y Kuwait son reducidos. Según los analistas del Sabadell el impacto es sus cuentas es reducido. Esos contratos suponen en torno al 2,3% de las ventas, pero la compañía refuerza su cartera, que al cierre del primer semestre estaba en 2.847 MW, el 41% más que en el primer semestre de 2014. La entrada de pedidos entre enero y junio de este año ha aumentado un 41%, hasta 1835. Los tres nuevos contratos se reparten así, según la información de la empresa: instalación de 52,5 MW en Turquía, 10 MW en Chipre y otros 10 MW en Kuwait. En Turquía se encargará del suministro, instalación y puesta en marcha de aerogeneradores de 40 MW para la empresa Ado Enerji en los parques Akyurt, Konakpinari y Karaçayir. La entrega de las turbinas está prevista para el primer trimestre de 2016. Además, realizará los servicios de operación y mantenimiento durante cinco años. El otro contrato en Turquía, de 12,5 MW, es para la compañía Kazanci Holding y entregará los aerogeneradores en trimestre de 2016. En Chipre, el contrato de 10 MW es con el grupo Aeoliki Akti para el parque eólico Sanida Kelaki y quedará finalizado a mitad del próximo año. Por último, Gamesa desembarca en Kuwait con el primer parque eólico en ese país, de 10 MW, que construirá con una joint venture formada por Elecnor y la compañía kuwaití Alghanim y que comenzará a funcionar en 2016. Rafael Esparza [email protected]