• El presidente de Iberdrola subraya que "las empresas tenemos bastante con hacer lo que tenemos que hacer… como para ocuparnos de lo de los demás".
  • Por ejemplo, Iberdrola tiene Junta General de Accionistas el próximo viernes, en Bilbao.
  • El CEC se creó para ser una gran elemento de presión, pero se ha quedado en nada.
  • Emilio Botín era uno de sus principales baluartes, pero falleció y a su hija Ana no le interesa seguir ese camino.
  • César Alierta presidía dicho lobby, al igual que Telefónica, pero acaba de retirarse.
  • FG no ha sido protagonista en el CEC: se esconde con el único objetivo de seguir al frente del BBVA.
  • Otros nombres del 'club' son: Antonio Brufau, Juan Roig o Pablo Isla, pero éstos, como Franco, tampoco se meten en política.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán (en la imagen), ha desinflado el lobby que supuestamente es el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC). En concreto, en una entrevista a la Cadena Ser, ha señalado que "se sobrevalora nuestra capacidad de influir en todos los temas", en alusión a las empresas del Ibex y su relación con la vida política. Esto no es baladí y más dada la situación de incertidumbre política que vivimos desde el 20-D. El presidente de Iberdrola avisa de que la falta de estabilidad "puede demorar o anular decisiones de inversión que redundan en la creación de empleo". Por tanto, cree que "es tiempo de que los políticos hagan su trabajo, pero tampoco pasa nada si no lo consiguen". Es más, considera que repetir las elecciones "tampoco es un drama". Sánchez Galán ha subrayado que "las empresas tenemos bastante con hacer lo que tenemos que hacer… para ocuparnos de lo de los demás". Por ejemplo, la Junta General de Accionistas (la de la eléctrica tendrá lugar el próximo viernes en Bilbao). Detengámonos ahora en el CEC. Se creó en febrero de 2011 para ser un gran elemento de presión, pero cinco años después se ha quedado en nada. De hecho, está formado por 15 compañías y el Instituto de Empresa Familiar, cuya facturación equivale al 35% del PIB español. Dentro de estas 15 empresas encontramos a: Acciona, ACS, Banco Santander, BBVA, El Corte Inglés, Ferrovial, Grupo Planeta, Iberdrola, Inditex, La Caixa, Mango, Mapfre, Mercadona, Repsol, Telefónica. Mientras que el Instituto de Empresa Familiar está representado por: Grupo Barceló, Editorial Prensa Ibérica, Osborne y Cía. Emilio Botín era uno de sus principales baluartes, pero falleció en septiembre de 2014. Pero a su sucesora al frente del Banco Santander, su hija Ana, no le interesa demasiado este selecto 'club' de compañías del Ibex. César Alierta presidía dicho lobby hasta hace bien poco (de hecho aún figura así en la web del CEC). Una silla que ocupaba como máximo dirigente de Telefónica que era, pero acaba de retirarse hace una semana y dejar dicha responsabilidad en manos del primer ejecutivo, José María Álvarez-Pallete. Alierta se dedicará ahora a la Fundación Telefónica, pero ¡ojo! abandona la presidencia, pero se queda en el Consejo. Francisco González no ha querido tener mucho protagonismo en el CEC hasta ahora, se esconde para mantenerse en el poder al frente del BBVA. Claro que se puede poner en duda que FG, a sus 71 años, quiera estar a las órdenes de un 'joven' (Pallete) de 53 años. Otros nombres del selecto 'club' son: Antonio Brufau (Repsol), que opina lo mismo que Sánchez Galán; Juan Roig (Mercadona) o Pablo Isla (Inditex), quien nunca se ha mojado en cuestiones políticas. Cristina Martín [email protected]