• Los críticos ven en esta ley un retroceso en las conquistas sociales.
  • Según el Gobierno francés de Manuel Valls, en cambio, la reforma estimulará la contratación… ¿Les suena?
Hoy martes comienza en Francia el trámite parlamentario de la reforma laboral. Un  proyecto de ley que reduce algunas prestaciones y facilita los despidos, o sea, muy parecida a la española. El primer ministro francés, Manuel Valls, ha asegurado que su Gobierno descarta aprobar la reforma laboral recurriendo al artículo 49.3 de la Constitución, con el que se evita el voto de la Asamblea Nacional. "No es una opción prioritaria. Cada cosa a su tiempo", dijo a los periodistas franceses durante su viaje de vuelta a París desde Australia, en el que también aseguró que no iban a retirar ese proyecto de ley. En las últimas fechas, la reforma laboral del Gobierno Hollande-Valls ha sido objeto de violentas protestas sindicales y estudiantiles. "No pido cambios en la ley, sino que se retire completamente y también pido avances sociales para la gente. Me gustaría que la gente pudiera vivir decentemente de su trabajo", decía una manifestante. Los críticos ven en esta ley un retroceso en las conquistas sociales. Según el Gobierno, en cambio, la reforma estimulará la contratación. ¿Les suenan estos argumentos? Veremos qué ocurre… Andrés Velázquez [email protected]