• El mensaje del vídeo tendría, en opinión de este órgano, un objetivo ambiguo, ya que está dirigido a una mujer embarazada cuyo hijo tiene síndrome de Down.
  • En opinión del Consejo de Estado francés, la única razón de ser del vídeo sería, pues, impedir la posibilidad de abortar en este supuesto.
  • Sin embargo, la Fundación Jérôme Lejeune aclara que no es ésta la razón de ser de este vídeo.
  • Sino otra: "Ayudar a las familias con algún hijo con Síndrome de Down, para mostrar que estos niños pueden ser tan felices como cualquiera", en palabras de Mónica López Barahona, Presidenta de la Fundación en España.
  • La Fundación Jérôme Lejeune recurrirá esta decisión ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
El Consejo de Estado francés acaba de rechazar la petición de siete jóvenes con síndrome de Down, respaldados por la Fundación Jérôme Lejeune y la asociación 'Les amis d´Éléonore', de sancionar al Consejo Superior Audiovisual de este país por haber censurado el vídeo 'Querida futura mamá', informa la Fundación. «Querida futura mamá, no te asustes. Tu niño podrá hacer muchas cosas. Podrá correr hacia ti, abrazarte, tener un trabajo...». Y así continúa la enumeración de frases positivas que dicen una serie de niños y jóvenes con Síndrome de Down en el vídeo, y que se emitió en las televisiones de todo el mundo en marzo de 2014, en consonancia con el Día Mundial del Síndrome de Down que se celebra el 21 de marzo. Sin embargo, parece que no ha gustado a todos. En Francia, tras la emisión del anuncio en tres grandes cadenas de televisión, el Consejo Superior de lo Audiovisual (CSA) recibió varias quejas y decidió valorar si la difusión de este vídeo había sido la adecuada, cuenta La Razón. Los jueces administrativos que conforman este consejo argumentan que el vídeo era «inapropiado» porque la expresión de felicidad de los jóvenes que aparecen en él «probablemente perturbaría la conciencia de las mujeres que habían tomado diferentes opciones legítimas de su vida personal» e insiste en que su difusión no favorece el interés general de los franceses. En declaraciones de la Dra. Mónica López Barahona, Presidenta de la Fundación Jérôme Lejeune en España, "este tipo de campañas se realizan para ayudar a las familias con algún hijo con Síndrome de Down, para mostrar que estos niños pueden ser tan felices como cualquiera". El vídeo, por tanto, sólo refleja hechos objetivos, porque el que las personas con Síndrome de Down suelen ser personas felices "es una realidad palpable". Para el Presidente de la Fundación Jérôme Lejeune en Francia, Jean-Marie Le Méné, "poner en el mismo plano la conservación de la vida de un ser humano y su destrucción es una concepción peculiar de la vida humana. Como si los dos hechos tuvieran el mismo valor. De hecho, la experiencia demuestra que las mujeres que han dado a luz a un niño con una discapacidad no lamentan haber elegido darle vida. Por el contrario, las que han elegido no tenerlo tienen un sentimiento de culpabilidad. De ahí la decisión del Consejo del Audiovisual francés de evitar dar visibilidad a niños felices con Síndrome de Down. La decisión del Consejo de Estado toma partido considerando que la libertad de expresión hacia las personas con Síndrome de Down debe inclinarse a favor del derecho al aborto". El objetivo del vídeo "Querida futura madre" es únicamente aportar un mensaje positivo sobre las personas que portan la trisomía 21, ya que nadie tiene el derecho de negarles la capacidad de ser felices. "La idea no es herir a nadie, ni molestar a una mujer que ha decido abortar, sólo se muestra un hecho constatable", que es la alegría y la plenitud de vida que llegan a tener estas personas, prosigue la Dra. López Barahona. "¿Puede alguna institución o administración pública arrogarse el derecho de impedir mostrar su felicidad a alguien?", finaliza. Ésta es la razón por la que la Fundación Jérôme Lejeune lamenta esta decisión que contribuye a agravar la anestesia de las conciencias sobre el tema vital de la eugenesia, ya que se estima que más del 90 % de los niños con diagnóstico prenatal de Síndrome de Down no sobreviven a esta política de erradicación en países como España y otros de nuestro entorno. La Fundación Jérôme Lejeune no tira la toalla. En la estela del profesor Lejeune, que inspira esta Fundación, además de favorecer la investigación de toda discapacidad intelectual de origen genético para favorecer la mejora de la calidad de vida de las personas que las padecen (sólo en España, esta Fundación ha financiado con cerca de dos millones de euros numerosos proyectos desde el año 2000), continúa con su misión de defender la vida y la dignidad de todas las personas, en particular las que padecen este tipo de discapacidad. En este sentido, la Fundación Jérôme Lejeune anuncia que recurrirá esta decisión ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para defender que se pueda mostrar la alegría de las personas con Síndrome de Down sin censura. José Ángel Gutiérrez [email protected]