• Tanto el Consejo de Administración como el fondo Allan Gray (18,7%) han rechazado la oferta de Ferrovial.
  • El grupo español valora la compañía australiana en unos 470 millones de euros.
  • "Sólo nos interesa si más del 50% del accionariado se viene con nosotros", señaló hace unos días el Ceo de Ferrovial.
  • Lo cierto es que el interés de Del Pino por la empresa australiana va más allá: les abriría muchas puertas en Estados Unidos.
El interés de Ferrovial por la australiana Broadspectrum –antes Transfield- es grande y lo ha demostrado comprando el 2,09% del capital, en pleno periodo de aceptación de la OPA hostil que lanzó en diciembre. No es la primera vez que intenta comprar Broadspectrum. Ya en 2014, el grupo que preside Rafael del Pino (en la imagen) lo intentó lanzando una OPA a un precio de dos dólares australianos. Fracasó, pero Del Pino no se dio por vencido y en diciembre de 2015 volvió a la carga. Lanzó otra OPA, esta vez un 30% inferior a la anterior, es decir, a 1,35 dólares australianos. Tanto el Consejo de Administración como el accionista mayoritario, el fondo Allan Gray (18,7%) han tachado la oferta de "oportunista". En otras palabras, les parece insuficiente valorar la compañía en 470 millones de euros. El otro accionista de referencia, Invesco (10%), aún no se pronunciado sobre la oferta. La posición de Ferrovial es clara. "Sólo nos interesa si más del 50% del accionariado se viene con nosotros", señaló hace unos días el consejero delegado del grupo, Íñigo Meirás. Lo cierto es que el interés de Del Pino por Broadspectrum va más allá del propio mercado australiano. Su adquisición le abriría muchas puertas en Estados Unidos, donde Ferrovial pretende crecer, no sólo en autopistas, donde ya está, sino también en servicios. De momento, ya tiene el 2,09%, que ha comprado al mismo precio de la OPA, esto es, a 1,35 dólares australianos por título. Y el próximo 21 de marzo finaliza el plazo de aceptación de la OPA. Después de esa fecha, ya veremos. Dependiendo del grado de aceptación, Ferrovial tendrá que decidir si mantiene la oferta o la sube, como hizo en la primera OPA. O podría retirarse definitivamente. Pablo Ferrer [email protected]