• Ahora Rajoy respira hondo: vuelve a ser su oportunidad.
  • Y lo más probable es que esta vez diga sí al Rey.
  • Pero cuidado, porque Pedro Sánchez aún no tira la toalla y sigue suplicando el apoyo de Podemos.
El Rey ha decidido este martes convocar una nueva ronda de consultas -la segunda, no la tercera, como dicen algunos- para los próximos 25 y 26 de abril. ¿Por qué ahora, un mes después del fracaso de Pedro Sánchez y no antes? Sencillo. Porque el plan del monarca, tras la negativa del Parlamento a la investidura del líder del PSOE, ha consistido en dejar que los partidos negociaran entre ellos la formación de Gobierno. Un plan que, como hemos contado en Hispanidad, cabreó y mucho a Mariano Rajoy. Efectivamente, tras la investidura fallida de Sánchez, el presidente en funciones confiaba en que Felipe VI convocara una segunda ronda de consultas. Entonces, diría que sí y retomaría la iniciativa política para la formación de Gobierno. Pero Felipe VI decidió no convocar y dejar que los partidos negociarán entre ellos. Así hemos estado más de un mes, y nada de nada. En lo único en lo que se han puesto de acuerdo los partidos ha sido en los días de vacaciones de Semana Santa. Muy generosas, por cierto. Sea como fuere, el plan del monarca ha fracasado. No hay acuerdo. Y Rajoy respira hondo: vuelve a ser su oportunidad de plantear un gran pacto de gobierno al PSOE y a Ciudadanos. En definitiva, volverá a tener la iniciativa perdida. Pero cuidado, porque el hecho de que el Rey haya convocado una segunda ronda de consultas no significa que los partidos dejen de negociar. De hecho, y a pesar de la negativa de Pablo Iglesias, Sánchez ha vuelto a suplicar este martes el apoyo de Podemos. Es la opción preferida de Felipe VI y, sobre todo, de su esposa, la Reina Letizia. Andrés Velázquez [email protected]