• Tanto es así que ha aumentado su participación un 0,5% en diciembre y ya está  por encima del 26%.
  • Pero sorprende, en cualquier caso, que haya tomado la decisión en pleno proceso de ampliación de capital.
  • El único límite que se pone es el del 30%, para no verse obligado a lanzar una OPA.
  • Parece evidente que la operación está perfectamente cubierta.
El empresario mexicano Carlos Slim (en la imagen),  accionista de referencia de FCC, compró un paquete de 1,29 millones de acciones del grupo (el 0,5% del capital) entre los días 18 y 30 diciembre; es decir, justo al día siguiente de que el Consejo de Administración aprobara la ampliación de capital de 709,5 millones para reducir la deuda. Sorprende así la operación -realizada en el mercado secundario- porque no parece el momento más idóneo para comprar, en pleno proceso de ampliación y cuando el acuerdo estaba acompañado del compromiso adicional de los dos grandes accionistas, Slim y Esther Koplowitz, de "suscribir, directa o indirectamente, la totalidad de las acciones que les corresponderán en el ejercicio de sus derechos de suscripción preferente". En cualquier caso, la participación de Slim ha pasado del 25,6% al 26,13%, lo que le consolida como el primer accionista de FCC, seguido de la empresaria Esther Koplowitz, que posee el 22,4%. Así consta en los registros de la CNMV. Hay una segunda lectura del movimiento de Slim dentro de accionariado y que explicaría, no sólo que la operación está perfectamente cubierta, sino que el empresario mexicano conoce quién la va a cubrir. De hecho, Slim se comprometió también, el 17 de diciembre, a cubrir la ampliación en el caso de que no fuera suscrita por todos los fondos, con el único límite del 30% del capital para no verse obligado a lanzar una OPA. De momento ha elevado su participación por encima del 26%. El mexicano ha pagado 8,9 millones de euros por los 1,29 millones de acciones. El precio es el mismo al que cotiza este martes la acción, 6,9 euros, el nivel en el que se han movido los títulos (céntimo arriba, céntimo abajo) desde el 18 de diciembre, pero están por encima del precio unitario de 6 euros de las 118,25 millones de nuevas acciones que se emitirán. El nivel actual de las acciones recoge la fuerte subida con la que el mercado aplaudió los términos de la ampliación de capital y con ella los planes de Slim y Koplowitz para relanzar el grupo. Los títulos pasaron de un día a otro de 5,56 a 7,13 euros, en un día además, con el Ibex en rojo (-2,2%). La ampliación de capital quedó fijada en 709,5 millones, frente a los 600 inicialmente previstos. La razón de aumento está en que, después de cancelar el famoso tramo B de la deuda (500 millones), aún quedarán cerca de 300 millones -recordemos la nueva quita del 15%- para capitalizar Cementos Portland Valderrivas y Realia. Rafael Esparza [email protected]