• Después de un semestre en el que Béjar no ha podido ejercer como consejero delegado, el grupo nombra para el cargo a un hombre de confianza del empresario mexicano.
  • En el horizonte, una probable ampliación de capital, la refinanciación de la deuda y, lo peor de todo, la posibilidad de un nuevo ERE.
  • El nuevo mapa político municipal no ayuda a esclarecer el futuro del negocio en España. Tampoco los presupuestos, aunque se aprueben antes de las generales.
Desde que Carlos Slim (en la imagen) se hizo con el control de FCC –noviembre de 2014- la empresa de construcción y servicios ha vivido, para entendernos, con el freno echado. Y es que, desde entonces, Juan Béjar no ha podido seguir con su plan estratégico 2013-2015. Muchas de sus decisiones han sido vetadas sistemáticamente en el consejo de administración por el hombre fuerte de Slim, Gerardo Kuri. Y en el día a día –Kuri vive en México y sólo se presenta a los consejos- el magnate mexicano ha contado con el director general de administración y finanzas, Miguel Martínez Parra, que no ha dudado en llamarle para dar buena cuenta de los movimientos emprendidos por Béjar. Pero esa situación ha cambiado con el nombramiento, en la tarde de este martes, del nuevo Ceo, el mexicano Carlos Jarque, hombre de confianza de Slim. Una cosa está clara. Slim quiere que FCC vuelva a la normalidad y, sin duda, el grupo que preside Esther Alcocer Koplowitz lo necesita. En el horizonte, cuatro cuestiones de máxima importancia. Una probable ampliación de capital, la refinanciación de la deuda, ampliar la cartera de activos en venta y, lo peor de todo, la posibilidad de un nuevo expediente de regulación de empleo. A todo esto, el nuevo mapa político municipal al que se deberá enfrentar el sustituto de Béjar no ayuda a disipar las dudas que pesan sobre el negocio de la empresa en nuestro país. Dudas que se concretan en la remunicipalización de algunos servicios, hasta ahora en régimen de concesión. Y tampoco tranquilizan los presupuestos del Estado para 2016, a pesar de que el grupo Fomento contará más recursos ( 10%) que en 2015 (19.253 millones de euros). Pablo Ferrer [email protected]