• Obama sucedió a Clinton, Hillary sucederá a Obama y Michelle sucederá a Hillary: una república muy monárquica.
  • Michelle Obama utiliza la Casa Blanca, en la que sólo es consorte, para injuriar al candidato republicano Donald Trump: "Es un predador sexual"
  • Actitud novedosa: jamás la primera dama de Estados Unidos se ha implicado tanto en una campaña electoral... y de la forma más insultona posible.
  • En cuanto a Hillary Clinton, ha decidido convertirse en la mujer más importante del mundo a costa del feminismo más hipócrita.
  • Y el fariseísmo da resultado: el último sondeo otorga a Clinton un 46% de la intención de voto frente al 35 % de Trump.
  • Por supuesto, ni una palabra sobre el depredador Bill Clinton y su ayuda de cámara en la predación: su esposa Hillary.
La campaña para las Presidenciales de EEUU en 2016 se ha convertido en una farsa. Hillary Clinton, y le está dando resultado. Hillary Clinton se ha empeñado en llegar a la Casa Blanca utilizando el feminismo más cutre y la hipocresía más descarada. Se trata de calificar de machista al oponente y con eso ya está todo dicho. Por supuesto, cada día surgen más acusaciones de acoso al candidato republicano, peor ni una sola palabra sobre las mujeres que dicen, no haber sido acosados, sino directamente violadas, por Bill Clinton y que cuando lo denunciaron se encontraron con las amenazas de su perro fiel guardián: la propia esposa del depredador Bill. En cualquier caso, la doble dinastía Obama-Clinton, de claro origen masónico (agnóstico, abortista, feminista y homosexualista) han hecho una república de lo más monárquico. Así, Obama sucedió a Clinton (previa estancia republicana), Hillary sucederá a Obama y Michelle sucederá a Hillary. Por eso la unión de los cuatro da para mucho: para toda la hipocresía del mundo. Incluso que Hillary Clinton,  la esposa del mayor rijoso, mucho más que Trump, el señor Bill, llegue al poder acusando a Trump de machista. ¿Que tiene bemoles la copla! La campaña se encuentra marcada por el escándalo desde el pasado viernes, cuando se divulgó la grabación de una conversación mantenida en 2005 por el candidato republicano Donald Trump en la que se jactaba de usar su condición de celebridad para abusar de mujeres. Desde entonces, por lo menos 11 mujeres han denunciado haber sido víctimas de los manoseos de Trump en el pasado, en un escándalo sin perspectivas de terminar, cuando restan poco más de tres semanas de las elecciones presidenciales. Y en ese contexto, la primera dama estadounidense, Michelle Obama, acusó este jueves a Donald Trump de tener una conducta de "predador sexual" por sus comentarios sobre mujeres, recoge AFP. "Esto no es normal. Es vergonzoso. Es intolerable. No importa a qué partido pertenezcas -Demócrata, Republicano, independiente-, ninguna mujer merece ser tratada de esa forma. Nadie merece este tipo de abuso", dijo Obama en un mitin para Hillary Clinton en New Hampshire. "Ni siquiera me puedo creer que estoy diciendo que un candidato a presidente de Estados Unidos se ha jactado de atacar sexualmente a mujeres", dijo la primera dama. "Esto no fue una conversación de vestuario. Esto fue un poderoso individuo hablando libre y abiertamente sobre una conducta de predador sexual", añadió. Michelle Obama dijo también que entendía claramente que hay un contexto de campaña electoral, pero señaló que "esto no tiene que ver con política. Se trata de decencia. Se trata de distinguir lo correcto y lo incorrecto". En otro momento de su discurso dijo que ha "llegado el momento de ponerse de pie y decir '¡basta!'". De acuerdo con su marido, si Estados Unidos no reacciona ante este escándalo "estaremos diciéndole a nuestros hijos que es aceptable humillar mujeres, y diciéndole a nuestras hijas que esa es la forma en que merecen ser tratadas". La cadena NBC y el diario Wall Street Journal realizaron la encuesta del sábado al domingo, tras el vídeo divulgado el viernes por el diario estadounidense The Washington Post, en el que Trump desprecia a la mujeres, pero antes del segundo y bronco debate entre ambos. Según ese sondeo, Clinton cuenta con el 46 % de la intención de voto frente al 35 % de Trump. Andrés Velázquez [email protected]