• La alcaldesa de la capital les bonifica el 75% del IBI, más del triple de lo que les daba Ana Botella.
  • Eso sí, si la vivienda no supera los 408.000 euros de valor catastral. Algo lógico.
  • Sin embargo, la presidenta de la Comunidad prima a los jubilados en el bono transporte.
  • Y al mismo tiempo, sigue sin descongelar el cheque guardería.
En tema de ayudas, las familias numerosas de Madrid encuentran notables diferencias entre los dos gobiernos que tienen más cerca (el local y el autonómico). Y es que están entre la generosidad de la alcaldesa, Manuela Carmena, y la tacañería de la presidenta regional, Cristina Cifuentes. La primera les ha bonificado este año nada más y nada menos que el 75% del IBI (ver recibo adjunto), que como saben es el impuestos más importante para los ayuntamientos. Una bonificación que es superior a la que otorgó el año pasado (del 60%) y más del triple de la otorgada por Ana Botella (de tan sólo el 20%). Eso sí, las familias numerosas podrán recibirla siempre y cuando su vivienda no supere los 408.000 euros de valor catastral. Algo bastante lógico. Al mismo tiempo, Carmena tiene previsto para 2017 rebajar el valor catastral de 22 barrios de la ciudad, con lo que sus vecinos podrán ahorrarse en IBI entre un 20 y un 40%. Una medida que beneficiaría aún más a las familias numerosas de dichos barrios. Sin embargo, a nivel regional hay otro cantar. Por ejemplo, en el bono transporte, Cristina Cifuentes prima a los jubilados. Las familias numerosas de categoría general (de hasta cuatro hijos) pagan por un abono mensual de la zona A 43,60 euros, una cifra que baja hasta los 9,80 euros en la tercera edad. Mientras, la cuantía que pagan las familias numerosas de categoría especial (con cinco o más hijos) por el mismo abono es de 27,30 euros y sólo 6,10 al jubilarse. Además, hay que señalar que la cuantía abonada por la familia numerosa general no dista mucho de la que paga un usuario normal: 54,60 euros y 12,30 como jubilado. Al mismo tiempo, Cifuentes sigue sin descongelar el cheque guardería, que desde 2008 no ve aumentar su partida ni la cifra de beneficiarios (31.000). Aunque ha tenido tiempo, pues preside la Comunidad de Madrid desde el 25 de junio de 2015, usa como treta para no subirlo, al igual que sus dos últimos antecesores (Esperanza Aguirre e Ignacio González), la reducción de los ingresos máximos permitidos. Por ello, este año, la familia que ingrese más de 16.750 euros no podrá recibir dicha ayuda, un tope que en 2015 era de 22.950 euros. A la vista de todo esto parece que Carmena es bastante generosa con las familias numerosas y a Cifuentes se la puede tildar de tacaña. Eso sí, estas dos cargos públicos madrileños y el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, deberían fijarse también en las ayudas a todas las familias (no sólo las numerosas) que da Alemania, que no presume de progre, pero da 184 euros al mes por cada hijo, ayudas a guardería, etc. Cristina Martín [email protected]