• Es decir, que era un católico coherente.
  • Hizo que los Propagandistas abandonaran el progresismo clerical de la época…
  • Que había convertido la Universidad CEU San Pablo en un patio de Monipodio.
  • Y consiguió que la COPE empezara a parecerse, aunque sólo fuera parecido, a una emisora católica.
Ha muerto Alfonso Coronel de Palma (en la imagen), a los 54 años de edad. Hijo de Luis Coronel de Palma, que fuera gobernador del Banco de España y vicepresidente del Banco Central con Alfonso Escámez. Alfonso se distinguió en su vida profesional por dos etapas: presidente de Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) y presidente de COPE. Como presidente de la ACdP, Coronel de Palma rectificó el rumbo de una asociación a la que el progresismo del momento había convertido en una caricatura de la obra patrocinada por Ángel Ayala y Herrera Oria. Por de pronto fue el iniciador de los Congresos de Católicos y Vida Pública. Mientras él estuvo al frente, sobre todo en la I y II edición, los congresos fueron un revulsivo para el laicado católico en la vida pública. En plata, le sacó los colores a algunos políticos oficialmente católicos. En cuanto él se fue, el Congreso Católicos y Vida Pública se ha convertido en un certamen anodino para lucimiento de quien ya se luce en otro tipo de Congreso. Y a pesar de que el éxito de Coronel de Palma no fue tal, consiguió embridar un caballo desbocado. Y sin cobrar un euro. Y en la COPE tres cuartas partes de lo mismo. Al menos, consiguió que la COPE enderezara el rumbo hacia algo parecido a una cadena de emisoras cristiana. No lo consiguió del todo… pero embridó el caballo. Fue uno de esos laicos que dio a la Jerarquía más de lo que la Jerarquía le dio a él. Supongo que debe ser así pero no suele ser así. Probablemente no fue el mejor gestor de empresas pero fue un hombre coherente. Y el martirio del actual siglo es la coherencia. Eulogio López [email protected]