• El grupo presenta unas pérdidas de 3,1 millones por el efecto divisa y mayores tasas financieras en Argentina y Brasil.
  • Los ingresos caen un 13,7%, hasta los 64,7 millones, pues casi el 89% proceden de Hispanoamérica.
  • El Ebitda mejora un 40%, hasta los 6 millones y Ebit asciende a 3,6 millones ( 98,2%) por medidas de eficiencia, productividad y ahorro.
  • Pero el gran reto de Ezentis es resolver la incertidumbre: elegir al sustituto de Luis Solana, tras la salida de Manuel García-Durán.
  • ¿Será otro hombre de Telefónica? Puede, porque el 60% de la facturación depende de la teleco.
Parece que Ezentis camina, si nadie lo remedia, hacia el desastre. Y es que sus resultados del primer trimestre no han sido bien acogidos por la bolsa, porque reflejan una vuelta a números rojos. Además, aún no ha encontrado un relevo para el presidente no ejecutivo, Luis Solana (a la derecha de la imagen junto al cesado Manuel García-Durán), que pasa ya de los 80 años de edad. Las acciones del grupo se han desplomado un 8% por haber presentado unas pérdidas de 3,1 millones, que contrastan con los 76.000 euros que ganó hace un año. Según Ezentis, estos números rojos se han producido por el efecto del cambio de divisas y por mayores tasas financieras en Argentina y Brasil. Los ingresos han caído un 13,7%, hasta los 64,7 millones, pues casi el 89% (88,8%) proceden de Hispanoamérica. Y es que España sólo aporta el 11,2% de la facturación. Por ello, las ventas se han visto salpicadas por el efecto del cambio de divisas, que también ha hecho mella en el beneficio neto. Brasil (34,3%), Chile (20,1%) y Argentina (19,2%) son sus principales mercados en lo que a ingresos se refiere. Mientras, los analistas de Beka Finance han añadido que Ezentis ha mostrado un mal comportamiento en la marcha de la cartera, que ha caído un 4,7% por el efecto divisas. Claro que también han destacado el buen rumbo del Ebitda, que ha mejorado un 40%, hasta los 6 millones. Además, continúa registrando una buena evolución operativa -el Ebit ha ascendido a 3,6 millones ( 98,2%) por medidas de eficiencia, productividad y ahorro- que no se traduce aún en el fin de las pérdidas. El Ceo de Ezentis, Fernando González Sánchez, ha señalado que dentro del Plan Estratégico 2014-2017, siguen apostando por el crecimiento orgánico sostenible en Hispanoamérica y están atento a las "posibles oportunidades de crecimiento inorgánico" que puedan surgir. Además, la mejora también prosigue en el gobierno corporativo, se incorporan al consejo de administración: Pedro Azcarate, como consejero independiente y presidente de la comisión de auditoria y cumplimiento, y Carlos Mariñas, director general corporativo, como consejero ejecutivo. Pero sin duda el gran reto de Ezentis es resolver la incertidumbre y elegir al sustituto de Luis Solana, tras salida de Manuel García-Durán que fue cesado de forma fulminante el pasado octubre. A partir de ahí, Solana fue nombrado, provisionalmente, presidente no ejecutivo, y Guillermo Fernández Vidal, vicepresidente único no ejecutivo. Claro que ya han pasado varios meses y la cosa sigue igual. Cabe preguntarse si el relevo de Solana ¿será otro hombre de Telefónica? Y es que tanto Solana como Fernández Vidal han trabajado en la teleco, además ésta sigue siendo la mano que mece la cuna de Ezentis: el 60% de su facturación depende de Telefónica. Cristina Martín [email protected]