• La compañía presenta unos 'números rojos' de 2,4 millones hasta junio, lejos de los 716.000 euros que ganó hace un año.
  • ¿Los motivos? La falta de extraordinarios y el coste de la puesta en marcha de los nuevos proyectos.
  • Los ingresos ascienden a 191,3 millones ( 40%), el Ebitda a 14,9 millones ( 0,7%) y el margen sobre ventas es del 7,8%.
  • Y todo gracias a Hispanoamérica porque España sólo supone un 9,1% de la facturación.
  • Pero la deuda neta crece -pasa de 95,7 millones a 108,5- y los gastos financieros siguen siendo elevados.
Este jueves, Ezentis ha dado a conocer sus resultados del primer semestre, en los que achaca la falta de inversores, pues sigue en pérdidas, a pesar de los nuevos proyectos y de los mayores ingresos. Y es que la búsqueda de inversores no está siendo una tarea fácil para Guillermo Fernández Vidal (en la imagen), que asumió el cargo de presidente tras la marcha de Luis Solana, aunque afortunadamente se abortó la operación de Deloitte para traer al gran destrozador de empresas, el alemán Martin Gruschka (Springwater). La compañía de servicios industriales para energéticas y telecos ha presentado unos números rojos de 2,4 millones de euros hasta junio, superando los del primer trimestre y lejos de los 716.000 euros que ganó hace un año. ¿Los motivos? La falta de extraordinarios y el coste de la puesta en marcha de los nuevos proyectos. Mientras, los ingresos han ascendido a 191,3 millones, lo que supone un 40% más; el Ebitda ha sido de 14,9 millones ( 0,7%) y el margen sobre ventas, del 7,8%. Y todo ello gracias a Hispanoamérica, pues España sólo supone un 9,1% de la facturación: al otro lado del Atlántico, los ingresos han crecido un 30,6% y el Ebitda, un 17,2%. Pero la deuda neta ha crecido entre enero y junio, pasando de 95,7 millones a 108,5 millones; representando un ratio de 3,1 veces el Ebitda, lejos del reto de "situarla por debajo de dos veces el Ebitda" a medio plazo, según ha señalado el director general de Ezentis, Fernando González. Además, los gastos financieros se han situado en 11,4 millones (6,4 millones de gastos financieros y 4,9 millones de gastos financieros estructurales -estos últimos han subido un 25%-) siguen siendo elevados, a pesar de que en la última Junta se manifestó la intención de esforzarse en reducirlos. Algo que tampoco parece que esté siendo fácil. En lo que respecta a la cotización, a la bolsa no le han gustado las cifras (caídas cercanas al 3% durante toda la sesión). Eso sí, la acción acumula ya una revalorización del 48,46% en el último año, situándose en torno a los 0,75 euros. Cristina Martín [email protected]