• A sus 92 años, creó de la nada un canal internacional bajo el lema "de cuatro horas de oración diaria" y adoración al Santísimo.
  • Fundó EWTN tras romper con la CBS por falta de coherencia.
  • En otras palabras, se dio cuenta de que un canal católico debía ser independiente… o no sería católico.
  • Los expertos no acabaron de ver la fórmula pero ella lo consiguió.
  • Su modelo comenzó en la información religiosa, luego moral y ahora le falta el salto definitivo a la información general.
  • En resumen, un modelo de coherencia para los cristianos que trabajan en televisión.
Ha muerto Rita Antoinette Rizo (en la imagen), fundadora de EWTN, la televisión católica más importante del mundo. Esta monja estadounidense, conocida como Madre Angélica, fallecía el domingo de resurrección a los 92 años de edad. Su televisión por cable se puede ver en todo el mundo, aunque los sistemas de televisión de pago siempre han puesto pegas a su visionado en España. Los dos idiomas principales del entramado son el inglés y el español. Madre Angélica creó Eternal World Televisión Network (EWTN) en 1981. Trataba de expandir el Evangelio a través de la televisión. Siempre por cable, se sumó a la red de CBS. ¿Por qué rompió? Por algo que, al parecer, no entienden algunos editores católicos: por falta de coherencia. En efecto, Madre Angélica consideraba que no podía lanzar un mensaje católico a través de una emisora que emitía contenidos… no muy católicas. En plata, que un canal cristiano, a día de hoy, tiene que ser independiente. Por cierto, cuando los directivos de TV españoles cristianos (sí, alguno hay) acudían a verla y le preguntaban cuál era su modelo de negocio, Madre Angélica siempre respondía de la misma forma: cuatro horas diarias de oración y adoración al Santísimo. Al parecer, a los interlocutores les costaba concretar el consejo en una estrategia comercial pero la culpa no era del Consejo, sino de ellos, dado que Madre Angélica sí triunfó en su cometido. Respecto a la evolución de EWTN puede resumirse así: comenzó siendo un canal de información religiosa, continuó abriéndose a otros espacios donde ya no sólo se hablaba de piedad sino de virtudes morales y humanas, y entró en el mundo de la información general. De hecho, el objetivo es ese: copar todas las facetas periodísticas, todas las temáticas, desde una perspectiva inequívocamente católica. Eulogio López [email protected]