• El presidente de la teleco vasca afirma que es "pronto para hablar" de la cablera asturiana, pero puede ser "una oportunidad para el futuro".
  • Telecable es desde el pasado 15 de agosto propiedad de Zegona Communications, compañía británica fundada por dos ex altos ejecutivos de Virgin Media.
  • Sobre la absorción de R Cable, García Erauzkin señala que podría cerrarse a mediados de noviembre, tras el visto bueno de la Junta General y de Competencia.
  • Y es que la reunión del Consejo de Administración de este miércoles "es un paso más hacia delante", pero el plazo para aprobar la operación acaba el 15 de octubre.
Las operadoras de telecomunicaciones regionales que aún quedan en el norte de España (Euskaltel, R Cable y Telecable) siguen en movimiento, pero parece que por poco tiempo. La cablera vasca necesita una "pausa" tras la salida a bolsa y la absorción de R Cable, según ha señalado su presidente, Alberto García Erauzkin (en la imagen), que no olvida Telecable. En concreto, ha afirmado que es "pronto para hablar" de la cablera asturiana, pero puede ser una "oportunidad para el futuro". García Erauzkin ha querido también subrayar que "las oportunidades llegan cuando llegan y las analizaremos cuando lleguen". Recuerden que Telecable es desde el pasado 15 de agosto propiedad de la compañía británica Zegona Communications, fundada en marzo por dos ex altos ejecutivos de Virgin Media (Eamonn O'Hare y Robert Samuelson). Zegona surgió para comprar y operar negocios de telecomunicaciones y tecnología en Europa, tiene el apoyo de varios inversores (Fidelity, Invesco, Axa, Standard Life, Capital Group, Wellington, Woodford y Marwyn, entre ellos) y ya cotiza en la bolsa de Londres. Respecto a la absorción de R Cable por parte de Euskaltel, cabe mencionar que el pasado mes de julio nos preguntamos si era una operación de fusión o una burbuja financiera. Ahora parece que será más bien la primera opción, a pesar de que en ambas cableras regionales están muy presentes los fondos de inversión, pues los accionistas de R (CVC y Abanca) tendrán el 17% del capital de Euskaltel, pero Kutxabank seguirá siendo su principal accionista. El acuerdo de integración entre la cablera vasca y la gallega incluía el compromiso de los accionistas de mantener el carácter local de ambas, manteniéndose sus respectivas marcas, estructuras locales y equipos de gestión. Pero García Erauzkin ha recordado a los periodistas, tras participar en unas jornadas sobre reindustrialización en Bilbao, que Euskaltel tiene vocación de crecimiento y de liderar proyectos fuera de su ámbito geográfico. Además, ha señalado que la intención es que las dos cableras funcionen como un grupo con las mejores prácticas de las dos compañía. El presidente del operador de telecomunicaciones vasco ha señalado que la absorción de R Cable podría cerrarse a mediados de noviembre, tras el visto bueno de la Junta General y de Competencia. Y es que la reunión del Consejo de Administración de este miércoles "es un paso más hacia delante", pues el proceso está "muy avanzado", pero el plazo para aprobar la operación acaba el 15 de octubre. Sólo queda recordar que la nueva cablera del norte, fruto de la absorción de la gallega por parte de la vasca, será la líder en dicha área geográfica. Sin embargo, no está en los planes de las grandes telecos: Telefónica, Vodafone -ahora sólo le interesa integrar bien ONO y está a punto de cerrar su ERE- y Orange no están dispuestas a comprarla. Cristina Martín [email protected]