• La destitución se produjo el pasado 24 de mayo y la Junta aprobará el nombramiento como Ceo de Francisco Arteche, gran fidelidad al PNV.
  • Pero no fue cosa del presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, sino de la fundación bancaria Kutxa, Xabier Iturbe, guardián de las esencias sabinianas.
  • A pesar de que Ojeda estuvo al frente de algunos hitos históricos como la salida a bolsa de Euskaltel y la compra de R Cable.
  • Entre otras cosas, en el PNV no le perdonan a Ojeda que se cargara el equipo ciclista... que no era sostenible sin ayuda pública.
  • En el entretanto, la fundación bancaria Kutxa no reducirá su cartera industrial, sino que traspasará una parte a las tres diputaciones forales vascas, es decir, a las fundaciones de las antiguas cajas de ahorros.
Hace poco más de una semana, concretamente el 24 de mayo, Euskaltel comunicó la destitución de Fernando Ojeda (en la imagen), que hasta ese momento ocupaba el puesto de director general. Pero el verdadero motivo de su cese se debe sólo a razones de corte político, pues Ojeda no es vasco ni tampoco nacionalista. En el momento en que se produjo la destitución, El Correo habló de un proceso de reequilibrio interno y el cese de una guerra soterrada que había en el operador desde que los fondos Investindustrial y Trilantic entraron en su accionariado a finales de 2012. Estos fondos impusieron el nombramiento de consejeros que les representasen y otros independientes, así como un cambio con el que el presidente de Euskaltel, Alberto García Erauzkin, perdió sus poderes ejecutivos en beneficio de Ojeda. Este directivo entró en la compañía para esta tarea en marzo de 2013. En la Junta General de Accionistas de Euskaltel, que se celebrará el próximo 27 de junio, se nombrará a Francisco Arteche, un donostiarra de 51 años y exdirectivo de Microsoft, como Ceo. El operador de telecomunicaciones vasco ha defendido que es el "profesional más adecuado para liderar Euskaltel con garantías" y afrontar "nuevos retos", como la aceleración de la transformación digital. Pero volvamos al tema del cese de Ojeda. Conviene subrayar que no fue una cosa del presidente de Kutxabank -entidad que es propietaria del 25% de Euskaltel-, Gregorio Villalabeitia, sino del de la fundación bancaria Kutxa, Xabier Iturbe. Este último es también el actual vicepresidente de Kutxabank y un hombre muy cercano al PNV, de hecho logró ser presidente de la entidad vasca en 2008 con apoyo del PNV y de EA. Además, la destitución de Ojeda tuvo a Paco Allende, secretario general de Euskaltel y del Consejo de Administración, otro histórico del PNV -responsable de la campaña electoral del PNV en 1998, cuando Juan José Ibarretxe era candidato a lehendakari, y miembro de la ejecutiva de los nacionalistas-, como testigo. Un cese que sólo se debe a que Ojeda no es vasco ni nacionalista y en el que se ha reconocido su trabajo en Euskaltel durante los últimos tres años. Pero Ojeda estuvo al frente de algunos hitos históricos como la salida a bolsa de Euskaltel y la compra de R Cable. Claro que son muchos los que no le perdonan que se cargara el equipo ciclista, Euskaltel Euskadi, el cual no era sostenible sin ayuda pública. En el entretanto, la fundación bancaria Kutxa no reducirá su cartera industrial, sino que la pasará a las tres diputaciones forales vascas. Cristina Martín [email protected]