• Como no acordaron nada se dedicaron a criticar a Putin.
  • Sin cambios en la política sobre inmigrantes y refugiados.
  • Y nadie puso firme a Reino Unido.
  • Los hombres más poderosos de una comunidad de 530 millones de habitantes repiten tópicos por su incapacidad para avanzar.
  • Y cada uno vende sus propios logros con sus propios medios informativos. Rajoy recuerda que llevamos cuatro años con superávit comercial.
La Unión Europea no sólo ha perdido fuerza, es que empieza a difuminarse. El Consejo Europeo que reúne a los mandamases de más de 530 millones de personas es incapaz de adorar nada. Es más, como no consiguen acuerdos se dedican a hablar mal de Vladimir Putin, deporte que ha puesto de moda el dúo Obama-Clinton y que se practica en Europa, incapaz de pensar por sí misma. Por ejemplo, no ha habido cambios en cuanto a la política con los inmigrantes y con los refugiados. Los presidentes han hablado de que se sigue trabajando en la unión energética y en la unión digital. Es decir, lo mismo que durante los seis últimos Consejos. Nadie se atreve a poner firme a Theresa May para que feche el brexit, el cuándo y el cómo. Sí, Europa se difumina, le falta romanticismo. Así que cada mandatario se reúne con sus periodistas y realiza su propia rueda de prensa en clave interna. Por ejemplo, Rajoy en plan presidente con minoría, humilde él, aseguró que no había dedicado ni un minuto a formar Gobierno. Y el polígrafo dice ¡que miente! Asegura que si forma gobierno el primero en saberlo será SM el Rey. Hombre, primero se enterarán los ministros a quienes les ofrezca una cartera. Incluso alguno, no lo creo, podría decirle que no. Eulogio López [email protected]