• Reunión informal de jefes de Estado y de Gobierno de la UE y Conferencia para el Sahel, con la participación de Rajoy.
  • España opta a cinco escaños más en el Parlamento Europeo tras el Brexit: de 54 a 59.
  • Además, defiende la necesidad de una Política de Cohesión y una PAC fuertes, y de un mercado interior integrado y eficiente.
  • El objetivo de la Conferencia para el Sahel es un  compromiso con la estabilización de la región a través de seguridad y desarrollo.
  • España es uno de los países europeos más implicados en la zona, que incluye a Malí, Chad, Mauritania, Burkina Faso y Níger.
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha anunciado este viernes que España destinará "más de 100 millones" de euros de ayuda al desarrollo para combatir la pobreza en los países del Sahel y dará apoyo logístico de transporte a la fuerza conjunta de 5.000 efectivos de Malí, Chad, Mauritania, Burkina Faso y Níger para atajar el terrorismo y el crimen organizado en la zona. Lo ha hecho en el marco de la reunión informal a 27 de los miembros del Consejo Europeo y la Conferencia Internacional para el Sahel en Bruselas, informa Moncloa. Respecto a la Conferencia Internacional para el Sahel, tiene como objetivo alcanzar el compromiso de la comunidad internacional con la estabilización de la región a través del binomio seguridad y desarrollo. A esta conferencia asisten todos los Estados Miembros de la Unión Europea, representantes de 7 Organizaciones Internacionales, 20 países no pertenecientes a la UE, además de los 5 que conforman la iniciativa (Chad, Mali, Burkina Faso, Mauritania y Niger, denominados G5 Sahel). En relación con las cuestiones institucionales se debatirá sobre los candidatos para presidir la Comisión Europea, la composición del Parlamento Europeo, las listas transnacionales y las consultas ciudadanas. En lo que concierne a la composición del Parlamento Europeo, el Consejo Europeo analizará el reparto de los escaños que quedarán vacantes tras la retirada del Reino Unido de la Unión Europea. El pasado 7 de febrero, el Parlamento Europeo aprobó una propuesta de distribución de estos escaños. De aceptarse esta propuesta, el Parlamento Europeo vería reducido su número de escaños, de 751 a 705. Según el nuevo reparto propuesto, España obtendría 5 escaños adicionales, pasando de los 54 actuales a 59, siendo España y Francia los países que más escaños ganarían, 5 adicionales cada uno. En esta reunión se analizarán, asimismo, las consultas ciudadanas. Esta propuesta pretende incentivar el debate y la participación de los ciudadanos en los asuntos de la Unión Europea. El objetivo sería organizar amplios debates para identificar prioridades, preocupaciones e ideas que ayuden a diseñar la Europa de mañana. España ha confirmado que participará en este ejercicio. En la reunión también se debatirán las prioridades políticas del próximo Marco Financiero Plurianual de la Unión Europea para el periodo posterior a 2020. El Marco Financiero Plurianual fija los límites de gasto anuales que puede utilizar la UE para sus distintas áreas de actividad. El nuevo Marco post-2020 tendrá que hacer frente a retos como la retirada del Reino Unido, los desafíos migratorios y tecnológicos, el cambio climático, así como el reforzamiento de la seguridad y de la defensa. España considera que el próximo Marco Financiero Plurianual debe contribuir a una Europa más fuerte e integrada. Con el objetivo de promover el crecimiento y la creación de empleo, España defiende la necesidad de una Política de Cohesión y una Política Agrícola Común fuertes, así como la importancia de un mercado interior integrado y eficiente. Estas políticas atienden a las necesidades de los ciudadanos, contribuyen a su bienestar y aportan gran valor añadido al proyecto europeo. En materia de seguridad se espera conseguir los recursos necesarios para hacer operativa la iniciativa Fuerza Conjunta del G5 Sahel. Las contribuciones determinarán los plazos para que la fuerza conjunta alcance su capacidad operativa plena y se convierta en una herramienta transfronteriza capaz de enfrentarse a los grupos terroristas, el tráfico ilegal y el crimen organizado. Estará compuesta por 5.000 efectivos, distribuidos en 7 batallones de 650 militares, y entre sus misiones se encuentran: luchar contra el terrorismo, restaurar la autoridad del Estado, facilitar las operaciones de ayuda humanitaria, contribuir al desarrollo y velar por la seguridad transfronteriza. Andrés Velázquez [email protected]