• Eso sí, con altos costes laborales, por mor de los impuestos.
  • El Gobierno cede ante el PSOE y sube el SMI un 8% hasta 707,6 euros al mes en 14 pagas.
  • Pero sigue sin cumplir la Carta Social Europea: debería ser de 1.313 euros para suponer el 60% del salario medio.
  • Se mantiene como el noveno de la UE, a 'años luz' de Luxemburgo (1.923€) y la mitad que en Francia y Alemania.
  • En salario medio, España tampoco anda bien: 2.188 euros, lejos de los 4.135 euros que se pagan en Reino Unido.
  • Y llega el 'destope monteril': aumenta la base mínima de cotización ( 8%) y la máxima ( 3%). Un gran error…
Una de las noticias con más repercusión estos días es la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que ya tiene el visto bueno del Consejo de Ministros. Pero ¡no se hagan ilusiones!, España seguirá estando a la cola de Europa en SMI y en salario medio, mientras los altos costes laborales no sólo no bajan sino que también suben. Como saben, el Gobierno ha cedido ante el PSOE (a cambio de que este apruebe el déficit) y ha subido el SMI un 8% hasta 707,6 euros brutos al mes en 14 pagas. Con este último incremento, el más alto en 30 años, el SMI se sitúa en 9.906,4 euros al año y en 825,5 euros al mes (si se efectúa en 12 pagas). Pero a pesar del elevado aumento, nuestro país sigue sin cumplir la Carta Social Europea, es decir, el SMI no representa el 60% del salario medio. Para poder hacerlo, el SMI debería ascender hasta los 1.312,95 euros al mes. Al mismo tiempo, aunque el PSOE tuvo una buena idea (algo increíble), no ha habido cambio en la comparación con los socios europeos: España se mantiene en el noveno puesto de la UE en salario mínimo. Por tanto, sigue a años luz de Luxemburgo (1.923 euros/mes en 12 pagas), que lidera el ranking, y a casi 800 euros de Irlanda (1.546,35) y Holanda (1.537,2), segundo y el tercero, respectivamente. Además, España continúa pagando en SMI la mitad que Francia (1.467 euros) o Alemania (1.440 euros) y 586 euros menos que Reino Unido (1.343 euros). En salario medio, España tampoco anda bien y sale perdiendo en la comparación. En concreto, en 2015, la cifra se situaba en 2.188,25 euros/mes. Es decir, muy lejos de los 4.629,42 euros que ofrece Luxemburgo o de los 4.135 euros de Reino Unido, y también muy por debajo de Alemania (3.920 euros) o Francia (3.149). A la vista de las dos comparaciones, en SMI, España está en línea con Portugal, Malta y Grecia, mientras que en salario medio está cerca de Italia. Claro que donde si gana la partida es al cotejar las cifras con la de Polonia, Hungría, República Checa o las antiguas repúblicas soviéticas (Estonia, Letonia y Lituania). Además, hay una gran brecha entre SMI y salario medio: el primero es 2,6 veces inferior al segundo. Por si todo esto fuera poco hay que subrayar que llega el destope monteril. Y es el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha confirmado a Hispanidad que se ha quitado el tope (por tanto, hay destope), es decir, sube la base mínima de cotización ( 8%) y la máxima ( 3%). Un gran error…, sobre todo, hacerlo en la base mínima y que lo más probable es que provoque que haya aún más economía sumergida. En definitiva, hablamos de que suben las cotizaciones y por tanto, los impuestos laborales (que ya son altos, como refleja Eurostat). La ministra de Empleo, Fátima Báñez (en la imagen), se lava las manos, aludiendo a que tiene que pagar las pensiones… aunque lo mejor sería bajarlos, sustituir las cuotas por IVA para pagar las pensiones e impulsar la natalidad. Cristina Martín [email protected]