• El jefe podemita, Pablo Iglesias, le pide que "se ponga a trabajar desde ya para ganar" en las autonómicas de 2019.
  • Aún "se tienen que hacer primarias y elegir candidatos" en Podemos, pero quiere que sea el alumno aventajado.
  • ¿Cifuentes seguirá pensando que Errejón es "el hijo que toda madre querría tener"?
  • Por ahora, prefiere hablar de poner en marcha un Pacto por la Regeneración Democrática y la Transparencia, y un código ético para todos los partidos.
  • PSOE y Podemos piden su comparecencia en la Asamblea por ocultar actas del Canal y Cifuentes insiste en que actúa con transparencia.
Íñigo Errejón, "el hijo que toda madre querría tener" según afirmó la propia Cristina Cifuentes (ambos en la imagenhace meses, luchará para quitarle la Comunidad de Madrid en las elecciones autonómicas de 2019. De nuevo, se cumple el famoso refrán que dice cría cuervos y te sacarán los ojos. El pasado sábado, el jefe podemita, Pablo Iglesias, volvió a salir a escena en el Congreso Ciudadano Estatal de la formación morada, donde pidió a su secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político que "se ponga a trabajar desde ya para ganar en la Comunidad de Madrid". Y eso que aún "se tienen que hacer primarias y elegir candidatos" en Podemos, pues no olvidemos que es un partido muy democrático… pero parece que Iglesias quiere que Errejón sea el alumno aventajado. ¿Cifuentes seguirá pensando que es "el hijo que toda madre querría tener"? Por ahora no se sabe, pues prefiere hablar de poner en marcha un Pacto por la Regeneración Democrática y la Transparencia, y un código ético para todos los partidos, que han sido anunciados en un desayuno informativo de Europa Press. Paralelamente, PSOE y Podemos han pedido su comparecencia en la Asamblea de Madrid por ocultar actas del Canal de Isabel II. Pero Cifuentes, lejos de amilanarse, se ha defendido diciendo que la respuesta del juez (desvelada por El Plural) que permitía enseñarlas se traspapeló y ha insistido en que actúa con total "transparencia" y "hoy mismo" las mandaría a la Cámara regional. ¡Qué casualidad! Cristina Martín [email protected]