• El paro se redujo en 471.100 personas en 2017 (-11,12%), con la tasa más baja en Navarra (9,63%) y la más alta en Extremadura (25,12%).
  • El número de parados queda en 3,766 millones, el 16,55% de la población activa, frente al 18,6% de 2016. Es el nivel más bajo desde 2008.
  • Desde que el mercado laboral tocó suelo, a comienzos de 2014, se han creado algo más de dos millones de empleos, pero aún faltan 1,7 millones de empleo para llegar al nivel previo a la crisis.
  • Los hogares con todos sus miembros desempleados bajan en 177.200 (-12,7%) y aumentan en 331.300 los miembros ocupados (10,215 millones).
  • El paro desciende en todos los sectores, sobre todo en servicios (64.200 desempleados menos), construcción (23.600) y agricultura (18.600).
  • La tasa de desempleados hasta 25 años terminó el año en el 37,46%, frente al 42,92% de 2016.
Datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2017, publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El número de personas en paro bajó en 471.100 durante 2017, lo que supone que el total de desempleados se redujo un 11,12% respecto a los que había al terminar 2016. Esto supone el quinto descenso anual consecutivo. Así, el total de parados en España se situó al cierre del año en 3.766.700, el 16,55% de la población activa. Esta tasa está más de 2 puntos porcentuales por debajo del 18,6% de 2016 y marca el nivel más bajo desde el final de 2008. Por otra parte, el año pasado se crearon 490.300 nuevos empleos, lo que elevó hasta 18.998.400 el total de ocupados, el 49,07% de la población activa. Desde que el mercado laboral tocó suelo, a comienzos de 2014, se han creado algo más de dos millones de empleos, en concreto 2,047 millones. Crear medio millón de puestos de trabajo al año en España durante un cuatrienio es mantener un ritmo alto de recuperación, en un país cuyo mercado laboral se hundió entre 2007 y 2014. Sin embargo, esa mejora no ha servido para cerrar las heridas abiertas en ese periodo, que incluyó una doble recesión. Aún faltan 1,7 millones de empleo para llegar al nivel previo a la crisis, apunta El País. La mayor parte de los empleos creados el ejercicio pasado se concentraron en el sector privado, con 401.600 nuevos puestos de trabajo, frente a 88.600 empleos creados en el sector público. El empleo en el sector privado disminuyó en 63.500 personas, hasta los 15.923.600, mientras que el empleo público aumentó en 12.700 personas, hasta 3.074.700 trabajadores. Además, el número de hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro cerró 2017 en 1.210.500. En comparativa anual, el número de hogares con todos desempleados se redujo en 177.200 con respecto a finales de 2016. Mientras que el número de hogares con todos sus miembros ocupados se situó en 10.215.000, crecieron en 331.300 en relación al cierre de 2016. La tasa de desempleados hasta 25 años terminó el año en el 37,46%, lo que supone un ligero ascenso frente al tercer trimestre, cuando se quedó en el 35,97%, pero cinco puntos porcentuales menos que al finalizar 2016 cuando era del 42,92%. Durante 2017, el paro disminuyó en todos los sectores, empezando por los servicios (64.200 desempleados menos), la construcción (23.600) y la agricultura (18.600), mientras que la industria se mantuvo casi plana (200 más). Por regiones, en 2017, Navarra contabilizó la tasa de paro más baja (9,63%) y Extremadura, la más alta (25,12%). Mientras que el mayor incremento del empleo en 2017 lo experimentó Andalucía (126.400), Cataluña (113.600) y Madrid (66.200), mientras que el mayor descenso se contabilizó en Castilla y León (7.100). Andrés Velázquez [email protected]