• "Laudato si (Alabado seas). Sobre la protección de la casa común" será el título de la encíclica que se publica oficialmente este jueves, en la que se refiere al cuidado de la "casa común" que es nuestro planeta.
  • Francisco también alude a otro concepto básico de la Doctrina Social de la Iglesia: "El bien común presupone el respeto de la persona humana como tal, con derechos fundamentales e inalienables ordenados a su desarrollo integral".
"Laudato si (Alabado seas). Sobre la protección de la casa común"  será el título de la próxima encíclica dedicada al medioambiente y que será publicada oficialmente el próximo jueves 18 de junio, confirmó el Vaticano, informa Efe. "Laudato si" es la frase inicial del Cántico de las Criaturas de san Francisco de Asís, el nombre que eligió Jorge Bergoglio tras ser elegido pontífice el 13 de marzo de 2013, y un santo vinculado por los católicos a la paz, la pobreza y la protección de la Creación. El segundo capítulo se titula 'El Evangelio de la Creación', y versa sobre la luz de la fe y la sabiduría del relato bíblico, alrededor del destino universal de los bienes. Para el Papa "creyentes y no creyentes estamos hoy de acuerdo en que la tierra es una heredad común cuyos frutos deben ir en beneficio de todos". Recuerda el Papa que si bien la Iglesia reconoce un derecho a la propiedad, sobre éste "pesa una hipoteca social, porque los bienes sirven para el fin que Dios les ha dado". En ese sentido, el medio ambiente es "un bien colectivo, patrimonio de toda la humanidad y responsabilidad de todos". Mientras que en el cuarto capítulo trata de construir una ecología integral, diferenciando entre ecología ambiental, económica, social, cultural y de la vida cotidiana, remarcando en todo caso la justicia con las generaciones venideras y el principio del Bien común: "El Bien común presupone el respeto de la persona humana como tal, con derechos fundamentales e inalienables ordenados a su desarrollo integral". Por cierto que el periodista Sandro Magister ha tenido acceso a Laudato Si tres días antes de su publicación oficial, y decidió hacerla pública, lo que le ha costado la acreditación a la Sala Stampa. Andrés Velázquez [email protected]