• Los impuestos laborales constituyen la principal causa del paro y de la economía sumergida.
  • Como aseguran en Hacienda, no habrá mas rebajas de Seguridad Social en lo que queda de legislatura.
  • Habrá que conformarse con la exclusión de los primeros 500 euros.
  • A primeros de año en Trabajo preveían un déficit por encima de los 14.000 millones de euros.
  • Los ingresos mejoran porque mejora, de forma levísima, el empleo, pero alguna vez habrá que afrontar una reducción de gastos: retrasar la edad de jubilación.
  • Y, sobre todo, alguna vez habrá que cambiar cuotas por IVA. Rajoy, desde luego, no se atreve.

Balance provisional pero oficial de

Conste que podía haber sido peor. En el Departamento de Fátima Báñez (en la imagen), un año atrás, hacían previsiones aún peores para el conjunto de 2014, con un déficit esperado de 14.000 millones de euros y ha habido que echar mano, una vez más, del fondo de reserva de la Seguridad Social.

Han aumentado los ingresos pero no se han reducido los gastos, sobre todo el gasto en pensiones. Con todo, seguimos sin atrevernos, al menos Rajoy no se atreve a poner en marcha las dos medidas necesarias para salvar la Seguridad Social: retrasar de forma significativa la edad de jubilación, incentivar la natalidad y cambiar las cuotas sociales por IVA, como hacen en el centro y norte de Europa.

Eulogio López

[email protected]