• Cuestión vital sobre la ampliación del Popular: este año, pérdidas. Debe dejarlo claro.
  • Y luego, claro, el descuento es de casi el 50%.
  • Bankia: pues la presidenta de la CNMV insiste en que todo sonaba a correcto.
  • La presidenta de la CNMV denuncia la euforia legislativa y reguladora.
  • Esto es, otra responsable de un organismo regulador que se queja de los excesos regulatorios.
  • Cuando el Aranzadi se hace más grande, ¿quién gana? El que puede pagar mejores equipos de abogados.
La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Elvira Rodríguez (en la imagen) anda un poco mosca con el Banco Popular y su macro ampliación de capital. Anuncia que vigilan la ampliación con celo y apunta que ya les obligaron a realizar cambios en el folleto; por ejemplo, para aclarar mejor que el primer año significará pérdidas, lo que, claro está, lleva a la ausencia de dividendo. Pero también habló de los derechos de suscripción preferente del Popular. Lógico, con ese descuento de casi el 50%, la calve de esa ampliación, el mercado de derechos es, cuando menos, interesante. Al final, la CNMV piensa inspeccionar qué parte de los derechos han quedado libres. Otra cuestión: Pescanova, ahora propiedad de los bancos acreedores. Pues que no, que doña Elvira no piensa permitir que Pescanova vuelva a cotizar mientras no aclaren qué es la Nueva Pescanova. En otras palabras, Pescanova traspasó a NP todos sus activos pero se quedó con un 15% del capital. En plata. La CNMV quiere cuentas auditada de Nueva Pescanova antes de dejar cotizar a Pescanova. Bankia. Pues miren ustedes que Rodríguez sigue defendiendo la OPS de Bankia. Vamos, que asegura que por parte de la CNMV todo fue correcto. E incuso insinúa que salió en plena tormenta financiera y que, en pocas palabras, el que pierde, pierde. Porque, de vez en cuando, oiga, alguien pierde en bolsa, aunque el juez Andreu no lo sepa. La seguridad absoluta no existe. Eulogio López [email protected]