• Donald Trump podría haber decidido retirar a su país del Acuerdo de París sobre cambio climático cumpliendo así una de sus promesas de campaña.
  • Pero al director ejecutivo de Tesla -marca de coches eléctricos- no le ha hecho ninguna gracia: está en juego el negocio…
El presidente de EEUU, Donald Trump, podría haber decidido retirar a su país del Acuerdo de París sobre cambio climático cumpliendo así una de sus promesas de campaña, según publicó ayer miércoles la web de noticias Axios y el sitio web Político. Trump escribió en su cuenta de Twitter que anunciará su decisión al respecto "el jueves a las 15.00 horas en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca". "¡Hagamos Estados Unidos grande de nuevo!", añadió. Previamente, preguntado por los periodistas tras recibir al primer ministro de Vietnam, Trump dijo que está escuchando "a muchas personas" que apuntan "en ambos sentidos", a favor y en contra de dejar el acuerdo. Estados Unidos firmó el acuerdo en 2015, comprometiéndose a reducir las emisiones de carbono del 26% a 28% en una década. El anuncio de Trump ha provocado reacciones en su país. Por ejemplo, la de Elon Musk (en la imagen), director ejecutivo de Tesla -marca de coches eléctricos-, quien amenazó con salir de los consejos asesores del presidente Donald Trump si el mandatario decide retirarse del acuerdo climático de París, recoge CNN. "No sé qué se decidirá sobre (el acuerdo de) París, pero he hecho todo lo posible para aconsejar directamente al presidente de EE.UU., a través de otros en la Casa BlancaWH y por conducto de consejos, que permanezcamos", dijo Musk. Musk es actualmente uno de los 18 líderes empresariales que sirven en el consejo de asesoramiento comercial de Trump, conocido formalmente como el Foro Estratégico y de Políticas. Musk también es parte de la iniciativa de empleos industriales del presidente, y se ha reunido con el presidente para discutir la necesidad de impulsar el gasto de infraestructura. Pero la pela es la pela y si Trump se va del acuerdo climático, el negocio de Tesla, basado en los coches eléctricos, o sea, no contaminantes, sufriría un duro golpe… Andrés Velázquez [email protected]