• El partido islamista de Justicia y Desarrollo (AKP), fundado por el actual presidente turco Erdogan, ha bajado nueve puntos porcentuales.
  • También le ha perjudicado a Erdogan el avance del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), izquierdista y prokurdo, que ha logrado un histórico 12,9%.
  • Los analistas aseguran que muchos turcos progresistas votaron al HDP pese a sentirse lejos del movimiento kurdo, para restarle escaños al AKP y arrebatarle la mayoría absoluta.
  • Además, un resultado por encima de 60% le habría permitido al AKP someter a referéndum una reforma constitucional para ampliar los poderes del presidente.
Trece años después de llegar al poder en 2002, el partido islamista de Justicia y Desarrollo (AKP), fundado por el actual presidente turco, el islamista radical Recep Tayyip Erdogan, ha perdido finalmente su mayoría absoluta en las elecciones generales celebradas en Turquía, informa Cope. Con un 40,8% de los votos, el AKP sigue siendo el partido más fuerte del país, pero ya no cuenta con el poder absoluto de los últimos años cuando disponía casi del 60 % de los escaños. Aparte de bajar nueve puntos porcentuales, el factor clave que explica la sangría de escaños del AKP es el éxito del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), izquierdista y prokurdo, que al superar el umbral electoral del 10% entra por primera vez en el Parlamento como partido con lista única. Hasta ahora, solo tenía representación parlamentaria a través de candidatos independientes. El HDP logra un histórico 12,9 %, gracias no sólo al voto masivo de la población kurda del sureste, sino también al apoyo de un importante sector de la izquierda en toda Turquía. Los analistas aseguran que muchos turcos progresistas votaron al HDP pese a sentirse lejos del movimiento kurdo, ya que consideraron que sólo la entrada de ese partido al Parlamento podría restarle escaños al AKP y arrebatarle la mayoría absoluta. Aunque el segundo partido más votado fue el socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), con un 25,1 %, delante del partido de Acción Nacional (MHP), con el 16,4 %. Así las cosas, el AKP se hace con 255 escaños, mientras que el CHP tendrá en la nueva Cámara 135 diputados, el MHP 82 y el HDP 80, según calcula la agencia semipública Anadolu. Este resultado deja al AKP a 21 escaños de la mayoría absoluta y es considerado por los analistas y la prensa local como un gran fracaso para Erdogan, quien esperaba obtener más de 330 diputados. Un resultado por encima de 60% le habría permitido al AKP someter a referéndum una reforma constitucional para ampliar los poderes del presidente, pero ahora "Erdogan debe olvidarse del sistema presidencialista", como dijo el conocido analista político Seyfettin Gürsel a la emisora CNNTürk. Y es que, en lugar de mantenerse neutral en la campaña electoral, tal y como exige la Carta Magna, el presidente Erdogan atacó una y otra vez al HDP y pidió casi abiertamente el voto para el AKP, el partido que él mismo fundó en 2001 y dirigió hasta el verano pasado. Andrés Velázquez [email protected]