• ¡Ah!, y los complementos salariales están libres de impuestos.
  • La presidenta del Consejo de Supervisión, Danièle Nouy, ingresó 275.605 millones.
  • El BCE sigue creciendo: cerró 2015 con 294 empleados más, hasta los 2.871.
  • Los gastos de personal aumentaron en 61,5 millones de euros y alcanzaron los 306,4 millones de euros.
Mario Draghi (en la imagen) ganó 385.860 euros en 2015, un 1,64% más que en 2014. No parece mucho para todo un presidente del Banco Central Europeo (BCE) y realmente no lo es. Ahora bien, la cosa mejora significativamente si a esa cantidad le añaden el hecho de no tener que pagar el domicilio y sus gastos asociados –dispone de residencia oficial- y si le suman los diversos complementos de los que disfruta y cuyas cantidades desconocemos: seguro médico y de accidentes, gastos de representación y aportación al plan de pensiones. ¡Ah!, y los complementos salariales están libres de impuestos, según consta en las cuentas anuales (2015) del BCE, publicadas este jueves. En total, los seis miembros del Comité Ejecutivo del BCE -incluido Drahgi- se embolsaron 1,8 millones de euros, frente a los 1,7 millones de 2014. Ciertamente, no son cantidades muy grandes, aunque mejoran con todos los 'pluses' mencionados anteriormente. En cuanto al Comité de Supervisión, dos apuntes: la remuneración total ascendió a los 635.385 euros, de los que 275.604 euros fueron a parar a su presidenta, Danièle Nouy. El cambio más significativo ha sido la remuneración de los miembros del Consejo de Supervisión a tiempo parcial: ha pasado de 74.776 euros en 2014 a 352.256 euros en 2015. Sea como fuere, la plantilla del BCE sigue aumentando a medida que crecen sus competencias. Así, cerró 2015 con 2.871 trabajadores, 294 más que en enero de ese mismo año. Y, como no podía ser de otra manera, los gastos de personal también crecieron, concretamente, 61,4 millones de euros, hasta alcanzar los 306,4 millones. Pablo Ferrer [email protected]