• El exsenador de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y exjuez Santiago Vidal afirmó que la Generalitat tiene de forma ilegal los datos fiscales de los catalanes.
  • El vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, añadió ayer lunes que sería posible celebrar el referéndum sobre la independencia antes del verano.
  • Y Artur Mas será juzgado a partir del próximo lunes: en su opinión, no hay base legal para juzgarle, sino que es un juicio político.
El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, dio el pasado viernes 27 de enero orden de investigar si las declaraciones del senador de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Santiago Vidal, en las que afirmó que la Generalitat tiene de forma ilegal los datos fiscales de los catalanes, se ajustan a la realidad. La Fiscalía considera que si los hechos revelados son ciertos "podrían suponer la comisión de diversos hechos delictivos". Además, el Ministerio Público quiere saber si se han llevado a cabo trabajos de campo o listas sobre la afinidad ideológica de los jueces y magistrados de Cataluña con los postulados del independentismo, tal y como aseguró Vidal. El senador de ERC dimitió el mismo viernes para no ser un "obstáculo" en el proceso soberanista. Declaró que sus manifestaciones fueron hechas "en un tono coloquial, intentando ser didáctico", pero que "es evidente que tomadas en su literalidad no se ajustan a la realidad". Vidal añadió que en ningún momento quiso "poner en duda" que la Generalitat actúa "con absoluto respeto a la legalidad vigente". Pero lo mejor es que el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, admitió ayer que la Generalitat dispone de "los datos fiscales que se derivan de todos los impuestos propios y cedidos", que "se tienen por ley" como "cualquier comunidad autónoma", y que con ellos Cataluña "tiene capacidad para asumir la gestión de los impuestos masivos". "Todo lo que hacemos lo hacemos dentro del estricto marco legal", aclaró. Junqueras añadió ayer que sería posible celebrar el referéndum sobre la independencia antes del verano, aunque puntualizó que el Govern tiene "unos compromisos" y que le gustaría "cumplirlos en las mejores condiciones posibles". En este sentido precisó que para convocar el referéndum el Ejecutivo catalán prevé "las condiciones más similares a los procesos electorales habituales", incluido el censo electoral. A todo esto hay que añadir el inminente juicio a Artur Mas por la consulta del 9-N, que se inicia el próximo lunes. En su opinión, no hay base legal para juzgarle, sino que es un juicio político. ¿Cómo reaccionará el Gobierno a todo esto? Andrés Velázquez [email protected]