• El separatismo cree en algo, aunque sea una barbaridad…
  • Mientras los españoles (PP, PSOE y Podemos) no creen en nada.
  • La Sexta, de la derechosa familia Lara, le ha hecho la campaña a Puigdemont.
  • Se ve que en Atresmedia sigue mandando Jaume Roures.
  • Tertulianos españoles hablando del Estado español en lugar de España.
  • Equidistancia en los medios españoles, entre el PP y la CUP.
  • Como en los tiempos de plomo de ETA.
  • ¿Independentismo? De eso nada: separatismo.
"No sabéis lo que hacéis porque no sabéis lo que deshacéis". La frase de Chesterton resulta bastante pertinente para este 1 de octubre en Cataluña. Pero no era necesario que los medios españoles, temerosos de ser tildados de fascistas, perdieran el partido de la comunicación sin salir al campo a jugarlo. La Sexta, de la derechista familia Lara, del derechista grupo Planeta, le ha hecho el caldo gordo a Puigdemont y compañía. Ha practicado una equidistancia lamentable, entre el PP y la CUP, muy parecida a los años de plomo de ETA, cuando el PNV impuso una equidistancia entre dos extremos: la derecha española y los asesinos de ETA. En Atresmedia, salvo en Onda Cero y La Razón- continúa mandando Jaume Roures… y con muy poquito dinero. Sí, la batalla de comunicación la han ganado los separatistas. Así, tertulianos en los medios españoles siguen hablando del Estado español, en lugar de España, así como de independentistas, en lugar de separatistas. Y en la rueda de prensa, se pregunta a Rajoy o a sus ministros (que sí, que no lo han hecho bien en Cataluña, pero esa es otra historia) por qué no 'dialogan' con Puigdemont ¿De verdad cree alguien que tal cosa es posible? Al tiempo, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez se han erigido en el punto medio entre el PP y la CUP, entre los nazis y los judíos, un centro equidistante donde afirman que está la verdad y la virtud. Ni lo uno ni lo otro: es el centro de la nada y la equidistancia de la cobardía. Cabe formular una última pregunta: y si todo esto es así, ¿por qué ganan la batalla de la imagen? Pues muy sencillo: porque los separatistas catalanes creen en la independencia de Cataluña (no sus dirigentes más listos, pero sí la masa que los secunda). Es decir, creen en algo, aunque ese algo sea una barbaridad. Enfrente, tienen a los de la equidistancia –PSOE y Podemos, principalmente- que sólo creen en utilizar el catalanismo para llegar a La Moncloa, y al PP que, como es sabido, hace tiempo que dejó de creer en nada para convertirse en un gobierno-gestor, que es como ahora llamamos a la maquinarias de poder. Pero sí, ahora mismo, hoy 1 de octubre, el que tiene la razón es Rajoy y nadie más que Rajoy. Y que esto no sirva ni de precedente ni de ascendente. Eulogio López [email protected]