• Las características de la ampliación están pensadas para inversores institucionales.
  • Esa es la razón del importante descuento: se ofrece a 4,85 euros la acción cuando el cierre del lunes fue a 6 euros por título.
  • Ana Botín ya no depende de una masa accionarial sino de un selecto grupo de fondos.
  • La ampliación no va a capitalizar al Popular sino al Santander: pagar un euro y el mercado te da 7.072 millones.
La ampliación de capital anunciada en la tarde-noche del lunes 3 de julio va a convertir al Santander en un banco de fondos. Eso es así porque las propias características de la ampliación están pensadas para inversores institucionales y no para particulares, aunque ya sean accionistas del banco. Esa es la razón por la que se ofrece cada acción nueva a 4,85 euros, cuando el cierre del lunes fijó el precio de cada título en los 6 euros. Un descuento importante establecido por y para los fondos que van a acudir y que serán los que cubran la mayor parte de la operación. Una operación que está totalmente asegurada en virtud al contrato suscrito con un sindicato de entidades de crédito. Y atentos a las entidades colocadoras: Citigroup, UBS y el propio Banco Santander. Ellos no acuden directamente a la ampliación, pero sí es habitual que lo hagan fondos asociados a ellas. El Santander post ampliación será un banco mucho más grande, no hay duda. Pero también será una entidad en la que el peso de los fondos será mayor, de tal manera que Ana Botín ya no dependerá de una masa accionarial, sino de un selecto grupo de fondos. Y aunque no entran en la gestión del día a día, los fondos accionistas sí pueden marcar -y de hecho lo hacen- ciertas directrices. Esto no es nuevo. Ya sabemos que los bancos celebran cada año dos juntas: por un lado, la oficial a la que pueden acudir todos los accionistas (en la imagen, la Junta de 2017) y, por otro, los contactos que mantienen el presidente y el consejero delegado con los fondos. Por cierto, la ampliación de capital no va a capitalizar al Popular sino al Santander. Pagar un euro para que el mercado te dé 7.072 millones. No está mal. Además, el Santander los necesitaba. Pablo Ferrer [email protected]