• Muhtar Kent recibió 23,8 millones de euros en 2014 en concepto de sueldo, pagos en acciones y aportación a su pensión.
  • La 'generosidad' del presidente y Ceo de la multinacional se debe a que quiere hacer su particular contribución a la estrategia de crecimiento.
  • Claro que este plan también prevé ahorrar costes en 2.500 millones, despedir a 1.800 trabajadores e invertir 912 millones en medios y en construcción de marca.
  • Precisamente, la 'marca de la felicidad' acaba de poner en marcha una gran campaña de marketing, en la que se tiñe de rojo para recuperar su identidad.
  • Ana Botín es consejera de la multinacional y cobró 237.626 euros en 2014. Mientras, Marcos de Quinto, tiene desde el 1 de enero un sueldo de 712.717€ y, entre otros añadidos, ha recibido 283.000€ por su traslado a Atlanta.

Parece que Coca-Cola no está dispuesta a dejar de sorprendernos. En esta ocasión, al hilo de las remuneraciones de sus consejeros, que no son baladí. Precisamente, la noticia es que el presidente y Ceo de la multinacional, Muhtar Kent (en la imagen), ha renunciado al bonus adicional en efectivo de 2,3 millones de euros. Pero ¡no se confundan!, esto no es un ningún 'sacrificio' para él, pues cobra diez veces más.

En concreto, el 'jefazo' de Coca-Cola recibió 23,8 millones por sus servicios en el ejercicio 2014. En esta elevada cuantía se incluyen 18,1 millones de sueldo, a los que después se añaden pagos en acciones y una jugosa aportación a su pensión.

En definitiva, lo que a simple vista puede parecer un gesto de 'generosidad' no lo es tanto. Más bien la mencionada renuncia al bonus responde a que Kent quiere hacer su particular contribución a la estrategia de crecimiento de la multinacional.

Recuerden que dentro de este plan de futuro Coca-Cola también prevé un ahorro en costes de 2.500 millones y despedir a 1.800 trabajadores, los cuales representan a 1,38% de su plantilla mundial, que asciende a 130.000 empleados. Sin embargo, Kent no es tan 'agarrado' para otras cuestiones, pues también prometió que la inversión en medios e iniciativas de construcción de marca aumentaría en hasta 912 millones.

Precisamente, en relación con este último aspecto, cabe recordar que la conocida paradójicamente como la 'marca de la felicidad', popular por protagonizar monopolio, despidos y filantropía, acaba de poner en marcha la mayor campaña de marketing de su historia en España. Una nueva estrategia de 'marca única' que luego implantará en el resto del mundo y en la que se tiñe de rojo para recuperar su identidad.

Un lavado de cara en toda regla que comienza en nuestro país, eso sí, a golpe de talonario. Pero su único objetivo es limpiar su deteriorada imagen, tras el cierre de cuatro plantas, entre ellas, la de Fuenlabrada (Madrid) -que es una mera cuestión política- y el ERE con beneficios -que aún no ha escrito las palabras the end y ha llegado a los tribunales- realizados por su embotellador español Coca-Cola Iberian Partners (CCIP).

Dos hechos muy tristes y lamentables que ponen de manifiesto lo mal que se ha portado la 'marca de la felicidad' con España, a pesar de que es una de sus mejores franquicias internacionales. Además aquí goza de una auténtica situación de monopolio, que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se niega a investigar, pues no tiene refrescos nacionales importantes con los que competir y Pepsico no logra hacerle sombra.

Volviendo al tema de las remuneraciones de los consejeros, encontramos a la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, que es consejera de Coca-Cola desde julio de 2013. Ese año recibió 141.690 euros y en 2014 su remuneración ha ascendido a 237.626€.

Otro español que está metido en las tripas de la multinacional estadounidense es Marcos de Quinto, que desde el 1 de enero es el responsable mundial de marketing y desde mediados de febrero, también vicepresidente. Al que fuera presidente de la filial española no le ha salido mal el ascenso, pues su sueldo es de 712.717€, al que luego se suman un buen número de añadidos. Entre ellos, ha recibido 283.000€ por su traslado a Atlanta, pero también tendrá pagas variables pues podrá participar del plan de incentivos a corto y largo plazo, tendrá ingresos en su plan de pensiones (cuyo primer ingreso fue de 944.437€) y un pago único de 70.833€ para costear su contribución personal a la Seguridad Social española durante tres años. Vamos, que no hay duda de que De Quinto ha ganado con el cambio.

Cristina Martín

[email protected]