• Conspiradores: perded toda esperanza.
  • Sólo María González Pico cree que aún hay tiempo para lanzar a Sáenz de Santamaría.
  • Para eso utiliza El País y el ABC.
  • Y la vicepresidenta no encuentra el requerido apoyo internacional. Sobre todo, alemán.
  • Lo de Soraya es la historia de una traición permanente, nunca castigada.
  • Nervios en Génova. Alguien lanzó la especie de una Junta Directiva Extraordinaria, donde el presidente Rajoy presentaría la dimisión.
  • Eso sí, la entrevista de Montoro, el cese de Quiroga y la Carta de Álvarez de Toledo, convierten al PP en una jaula de grillos.
Menuda mañanita la del jueves 15 en Génova, sede central del PP. Por de pronto, rumores de la convocatoria de una Junta Directiva Extraordinaria en la que Mariano Rajoy (en la imagen) presentaría su dimisión. La entrevista de Cristóbal Montoro en El Mundo, la carta de Cayetana Álvarez de Toledo, renunciando a ir en las listas, el cese de Arantza Quiroga, etc., han convertido al PP, no ya en la antigua UCD, previa a la disolución, sino en un jaula de grillos que nadie entiende. El problema es: ¿prescindimos de Rajoy dos meses antes de las elecciones o no? Lo cierto es que Rajoy permanece porque le falta la alternativa. Bueno, hay una, la de siempre: la de Soraya Sáenz de Santamaría, que es la historia de una traición permanente, durante toda una legislatura; traición siempre amenazada de castigo pero nunca castigada. Y ojo, esta vez Soraya no ha encontrado el esperado apoyo internacional, sobre todo el de la canciller Ángela Merkel. Pero su jefa de Gabinete, María González Pico, sí cree en la posibilidad de que su jefa sustituya a Rajoy. Para eso utiliza a la prensa. Dos portadas de hoy (El País y ABC) demuestran dónde moja el pan la rasputina de Moncloa: ABC asegura que "la dimisión de Quiroga evidencia la urgencia de un golpe de timón en el PP". Más bien un golpe al timonel. El País, por una parte, asegura que "Díaz pone su pacto con Ciudadanos como ejemplo para el futuro de España". ¿Comprenden? Sánchez más Rivera en Moncloa. Y, por si no había quedado claro, complementa el asunto con la siguiente leyenda: "El PP llegará a las elecciones sin líderes en 10 autonomías". Tanto Juan Luis Cebrián como el Ceo de Vocento, Luis Enríquez, son dos entusiastas de Soraya aunque juegan a todas las bazas, naturalmente. Y en Vocento se da un hecho curioso: el director Bieito Rubido trabaja para que Núñez Feijóo llegue a La Moncloa mientras su Ceo, Enríquez, trabaja para Soraya, vía Pico. Además, como ya hemos explicado en Hispanidad, los empresarios apuestan ya por el superficial Sánchez y el frívolo Rivera. Soraya lo tiene difícil pero no deja de intentarlo. Por el momento, Rajoy, que cada vez lo tiene más difícil para revalidar, quiere luchar hasta el final. Eulogio López [email protected]