• Un crecimiento "diferencial" con Europa, según De Guindos: sube un 0,9% en el segundo trimestre frente a un 0,6%.
  • De ahí que el ministro de Economía anuncie una revisión al alza de la previsión de este año.
  • Esta se situó en el 3% por prudencia, pero debe ser "lo más realista posible", recuerda.
  • Por tanto, sigue la línea del consenso de mercado, que apunta a un crecimiento del PIB superior al 3%.
  • Atentados de Cataluña. De Guindos afirma que el impacto no es "relevante" y que el 11-M se notó, pero "rápidamente se recuperó".
  • Subraya que España no saldrá de la crisis hasta que se recupere el empleo, pues aún hay un 11% menos de asalariados.
El PIB de España sigue avanzando por el buen camino y es más, marcha mejor que el de la Unión Europea (UE) y la eurozona. Una tendencia que comenzó desde mediados de 2014 (como puede verse en la imagen), tras dejar atrás los años más duros de la crisis económica y empezar a ver la luz al final del túnel. Y a esto se suma otra buena noticia: el indicador vuelve a superar las expectativas del Gobierno. El ministro de Economía, Luis de Guindos, en la rueda de prensa de la contabilidad nacional -algo curioso por estar en vacaciones y porque a esta cita trimestral suele acudir su número dos, Irene Garrido-, ha hablado de un crecimiento "diferencial" con Europa. Y es que en el segundo trimestre, la economía española ha avanzado un 0,9%, frente al aumento del 0,6% registrado tanto en la UE como en la zona euro. De ahí que el titular de Economía haya anunciado una revisión al alza de la previsión establecida para de este año, que irá en el cuadro macroeconómico que acompañará a los Presupuestos de 2018. Recuerden que dicha estimación fue del 3% por prudencia, pero debe ser "lo más realista posible", ha recordado De Guindos. Por tanto, con el anuncio del alza sigue la línea del consenso de mercado, que apunta a un crecimiento del PIB superior al 3% este año. Y es que al buen dato del segundo trimestre ( 3,1% en tasa anual) hay que sumar el del primer semestre: este apunta a un crecimiento "muy fuerte" del PIB -próximo al 3,5%-, "equilibrado", superior al de 2016 y con "aportación positiva" de la demanda doméstica y del sector exterior. Respecto a los atentados de Cataluña, De Guindos ha afirmado que "el impacto no está siendo especialmente relevante" y más bien hay "cierta normalidad". Y ha recordado que  la masacre del 11-M "tuvo un cierto impacto", pero la economía "rápidamente se recuperó". El ministro de Economía ha subrayado que España no saldrá de la crisis hasta que se recupere el empleo, y "se generen 1,5 millones de puestos de trabajo más", pues aún hay un 11% menos de asalariados que entonces. De ahí que aunque se ha recuperado el nivel de renta (49% del PIB), la participación de los salarios aún esté dos puntos por debajo. Y no hay que olvidar que es la pescadilla que se muerde la cola: "Si  no continuamos con la creación de empleo, seguro que el PIB se desacelerará". Cristina Martín [email protected]