• El Santo Padre destaca el trabajo de los religiosos que acarician "a quienes el mundo, hoy día con métodos de análisis nuevos que hay, cuando se prevé que puede venir con una enfermedad degenerativa se propone mandarlo de vuelta antes de que nazca".
  • Y en su discurso a los jóvenes también denunció la eutanasia: "Se descartan los ancianos, estoy hablando del mundo en general, se descartan los ancianos porque ya no producen.
  • En algunos países hay ley de eutanasia, pero en tantos otros hay una eutanasia escondida, encubierta".
  • El Papa Francisco se traslada este lunes a Holguín, uno de los centros más antiguos del cristianismo en la isla y ciudad natal de los dictadores hermanos Castro.
  • Precisamente el domingo se reunió con el dictador cubano Fidel Castro.
Continúa la visita del Papa Francisco a Cuba, recordemos, entre el 19 y el 22 de septiembre. Así que ya se pueden recoger algunos de sus mensajes. Y uno muy importante es el que dijo en su segundo día de visita, en la Catedral de La Habana, junto a sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas. En ese encuentro, el Santo Padre destacó el servicio de consagrados a personas "a quienes el mundo desprecia" y denunció el aborto eugenésico promovido en la sociedad actual, recoge Aciprensa. Estas palabras del Santo Padre en Cuna son significativas, antes de viajar a EEUU cuya actual administración, presidida por Obama, se dedica a extender el aborto por todo el mundo. Francisco prosiguió: "Cuántas religiosas y religiosos queman –y repito el verbo, queman– su vida acariciando material de descarte", remarcó el Papa tras escuchar el testimonio de servicio a los más necesitados de Sor Yailenys Ponce Torres, de las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Estos religiosos y religiosas, dijo Francisco, acarician "a quienes el mundo descarta, a quienes el mundo desprecia, a quienes el mundo prefiere que no estén". "A quienes el mundo, hoy día con métodos de análisis nuevos que hay, cuando se prevé que puede venir con una enfermedad degenerativa se propone mandarlo de vuelta antes de que nazca", lamentó. Pero también antes, durante su discurso a los jóvenes, habló de lo mismo, y añadió la eutanasia, según recoge Zenit: "Los jóvenes entran a formar parte de la cultura del descarte y todos sabemos que hoy, en este imperio del dios dinero, se descartan las cosas y se descartan las personas, se descartan los chicos, porque no se los quiere, porque se les mata antes de nacer, se descartan los ancianos, estoy hablando del mundo en general, se descartan los ancianos porque ya no producen. En algunos países hay ley de eutanasia, pero en tantos otros hay una eutanasia escondida, encubierta". Por eso, el Santo Padre alentó a los sacerdotes y religiosos atender siempre al "más pequeño", aquel que "está en el protocolo sobre el cual vamos a ser juzgados: 'lo que hiciste al más pequeño de estos hermanos me lo hiciste a mí'". "Hay servicios pastorales (que) pueden ser más gratificantes desde el punto de vista humano, sin ser malos ni mundanos. Pero cuando uno busca en la preferencia interior al más pequeño, al más abandonado, al más enfermo, al que nadie tiene en cuenta, al que nadie quiere, el más pequeño, y sirve al más pequeño, está sirviendo a Jesús de manera superlativa", subrayó. El Papa Francisco se traslada este lunes a Holguín, uno de los centros más antiguos del cristianismo en la isla y ciudad natal de los hermanos Castro: una inmersión en la Cuba rural en la víspera de su partida a Estados Unidos, según Infobae. La provincia agrícola de la que Holguín es capital es también la región en la que Cristóbal Colón desembarcó en 1492. Y fue en esta bahía donde según la tradición se apareció, en 1612, la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, hoy patrona de Cuba, cuyo santuario se encuentra en la vecina ciudad de Santiago. Francisco celebrará en la mañana una misa al aire libre en la plaza de la Revolución Calixto García, donde se espera la asistencia de unas 150.000 personas. A continuación se dirigirá a Santiago de Cuba, el gran puerto del este, conocida en la épica revolucionaria cubana como la "ciudad heroica", porque Fidel Castro anunció allí públicamente el 1 de enero de 1959 el triunfo de la revolución. Precisamente, el Papa Francisco visitó el domingo al dictador cubano Fidel Castro en su casa en La Habana después de celebrar una multitudinaria misa, y hablaron sobre los problemas del mundo y del medioambiente, según dijo el portavoz del Vaticano, publica Reuters. José Ángel Gutiérrez [email protected]