• Para hacerlo debería incrementar su cuantía en 551,40 euros, pasando así de los 756,70 euros brutos mensuales a 1.308,10 euros/mes.
  • Las patronales y sindicatos firman un alza del 1% para este año y del 1,5% para 2016.
  • Rosell señala que "el acuerdo está pegado a la actualidad" y Garamendi destaca que "cada uno con nuestros intereses particulares defendemos el interés común".
  • Desde los sindicatos, Toxo afirma que "consolida el cambio de ciclo económico" y Méndez subraya que supone "el impulso al empleo de calidad".
Este lunes, las principales patronales empresariales de nuestro país -CEOE y Cepyme- y sindicatos -CCOO y UGT- han firmado el III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva para el periodo 2015-2017, por fin, tras muchos meses sin lograr un consenso. Sin embargo, este nuevo pacto salarial, que entra en vigor con seis meses de retraso y aumenta un poco los salarios de los trabajadores, seguirá sin cumplir la Carta Social Europea. Dicho documento establece que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) deberá representar el 60% del salario medio. Recuerden que el SMI está actualmente establecido en 756,70 euros brutos mensuales en 12 pagas (o en 648,60€, si se efectúa en 14) y el salario medio, en 2.180,17€/mes, con lo que ocupan el noveno y el duodécimo puesto de la Unión Europea (UE). Por lo tanto, para que el SMI español cumpliera la Carta Social Europea debería incrementar su cuantía en 551,40€, pasando de los 756,70€ brutos/mes actuales a 1.308,10€/mes. Claro que España no es el único país que incumple este documento, también lo hace la mayoría de países de la UE. Volvamos al pacto salarial. Las patronales empresariales y los sindicatos han firmado un alza del 1% para este año y del 1,5% para 2016. Imagínense que una empresa decide negociar un nuevo convenio colectivo este año y sus empleados están cobrando el SMI, pues bien, la subida del 1% se traduciría en 7,57€ más al mes. En caso de que el acuerdo fuera sobre el próximo año, el incremento sería de 11,35€. Porcentajes mucho mayores de lo que este año subió el SMI, pues lo hizo en sólo un 0,5%, que se tradujo en apenas 3,30€. Conviene recordar que el salario mínimo es el que indexa los salarios más bajos. Respecto al 2017, los agentes sociales no se han pillado las manos con un porcentaje concreto y esperarán a ver la evolución de la economía. Además, garantizan que los salarios no subirán menos de lo que lo haga el IPC y podrían incrementarse más en sectores o empresas donde lo permita la evolución de la productividad. El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha señalado que "el acuerdo está pegado a la actualidad" y muestra cómo "cada día hay que seguir haciendo lo que se pueda hacer y no lo que querríamos hacer". Además ha destacado que esto no es un punto y final, sino que hay que seguir avanzando en la negociación colectiva. Por su parte, el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, ha destacado que el pacto salarial refleja cómo "cada uno con nuestros intereses particulares defendemos el interés común". Desde los sindicatos, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha afirmado que "consolida el cambio de ciclo económico", pero ha sido "un acuerdo difícil" porque nunca antes se había negociado con inflación negativa", aunque se ha equivocado en tildarlo como una nueva reforma laboral. Mientras, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha subrayado que el pacto salarial supone "el impulso al empleo de calidad", además de una contribución a la estabilidad económica y laboral". Pero no sólo eso, Méndez también ha querido usar un símil musical al referirse a los agentes sociales firmantes del acuerdo como un "grupo de jazz", en el que "al final acabaremos tocando la misma melodía". Cristina Martín [email protected]