• El primer presidente de EEUU que visita la ciudad destruida por la bomba atómica afirma: "Hace 71 años la muerte cayó del cielo y el mundo cambió".
  • Obama se ha dirigido a los hibakusha (supervivientes) para decirles que aunque un día "sus voces ya no estarán con nosotros" su recuerdo "no se olvidará nunca".
  • En Hiroshima, unas 140.000 personas fallecieron tras el ataque nuclear de EEUU el 6 de agosto de 1945.
Barack Obama ha realizado este viernes una visita histórica a Hiroshima, la primera de un presidente de EEUU desde la bomba atómica que destruyó la ciudad japonesa el 6 de agosto de 1945. "Hace 71 años la muerte cayó del cielo, y el mundo cambió", ha dicho el mandatario en una ceremonia con supervivientes de la tragedia en el Parque de la Paz, informan agencias. Junto al 'Gembaku Domu', la simbólica cúpula que quedó en pie tras el ataque que arrasó la ciudad, Obama se ha dirigido a los hibakusha (supervivientes) para decirles que aunque un día "sus voces ya no estarán con nosotros" su recuerdo "no se olvidará nunca". En un emotivo discurso en el que en ningún momento ha pedido perdón por el hecho de que fuese EE.UU. quien lanzó la bomba que puso fin a la II Guerra Mundial, Obama ha reconocido que "la historia de la civilización está marcada por la guerra". "Los conflictos llegaron con el primer hombre que puso un pie en la tierra", ha lamentado. Obama ha llegado abordo de un helicóptero alrededor de las a las 17.00 hora local (08.00 GMT) a la ciudad nipona, tras asistir a la cumbre de dos días de líderes del G7 en el parque natural de Ise-Shima (centro de Japón). Se trata de la primera vez que un presidente estadounidense en funciones visita Hiroshima, donde unas 140.000 personas fallecieron tras el ataque nuclear de las tropas de EE.UU. el 6 de agosto de 1945. Andrés Velázquez [email protected]