• Una espeluznante cifra que se debe a que los 198 centros privados que realizan abortos pasan sus facturas a la Seguridad Social.
  • Pero al aborto quirúrgico también hay que sumar el coste del químico, que se realiza con métodos anticonceptivos como la famosa píldora del día después (PDD).
  • Los partidos políticos no sólo hacen oídos sordos a este drama y no apuestan al 100% por el derecho a la vida, incluso llegan a incumplir promesas electorales, como ha hecho el PP.
  • Por todas estas razones y muchas más, para dar un alto y claro sí a la vida en toda circunstancia, hay que acudir a la manifestación provida del próximo día 14 en Madrid.

Las cifras que de vez en cuando surgen relacionadas con el aborto quirúrgica no dejan lugar a dudas de que es un auténtico drama. Recuerden que en 2013, se perpetraron 108.690 en nuestro país, de los cuales el 90% porque les dio la gana, lo que significa que 108.690 seres humanos no vieron la luz. Pero las cifras también reflejan el horror de un 'crimen' que no está penado con cárcel, pero es igual de detestable que otros porque supone acabar con vidas humanas.

Sin embargo, en esta ocasión las cifras que se conocen son económicas. El aborto cuesta más de 40 millones de euros al año en España. Esta espeluznante cifra se debe a que los 198 centros privados que realizan abortos pasan sus facturas a la Seguridad Social. Y es que las comunidades autónomos firman convenios con estos centros para sufragar el gasto de determinadas intervenciones quirúrgicas, entre ellas abortos, aunque podrían haber optado por no hacerlo. Nada ni nadie les obliga.

Un dinero que sin haber completado aún la recuperación económica se podría haber empleado en otras cosas más importantes. Pero a los 40 millones que mueve el aborto quirúrgico, hay que sumar también el coste del aborto químico, por eso la cifra es superior. Este último se realiza con métodos anticonceptivos como la famosa píldora del día después (PDD), pero sus cifras de ventas no son nada fáciles de encontrar.

Como saben, la mayoría de los partidos políticos no sólo hacen oídos sordos a este drama y no apuestan al 100% por el derecho a la vida, sino que incluso llegan a incumplir promesas electorales, como ha hecho el PP. Recuerden que el partido que preside Mariano Rajoy prometió derogar la ley del aborto vigente ('ley Aído'), pero cuando llegó al Gobierno retrasó todo lo que pudo la reforma impulsada por Alberto Ruiz-Gallardón. Y no sólo eso, al final la retiró y sólo ha puesto en marcha un 'mini-cambio', por el cual las menores que quieran abortar deben contar con el consentimiento paterno. Casi nada, en comparación con lo que prometió en 2011.

Por todas estas razones y muchas más, para dar un alto y claro sí a la vida en toda circunstancia, hay que acudir a la manifestación provida del próximo día 14 en Madrid. Un acto en el que participarán más de 140 asociaciones y algunos parlamentarios del PP contrarios a la postura de su partido. También irá Esperanza Aguirre, aunque su presencia puede ser meramente una baza electoral y es que "el PP ha valorado mal a la gente que está a favor de la vida y puede encontrarse con una sorpresa"

Cristina Martín

[email protected]