• "No fue una campaña perfecta, pero iba camino de ganar hasta una combinación de la carta de Comey y Wikileaks de Rusia", asegura la demócrata.
  • "La razón por la que creo que perdimos fueron los acontecimientos que intervinieron en los últimos 10 días", añade.
  • "Está claro que (Putin) interfirió en nuestras elecciones, y que lo hizo para hacerme daño y ayudar a nuestro oponente", afirmó.
La excandidata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton (en la imagen), ha señalado directamente al FBI y a los piratas informáticos rusos como responsables de su derrota electoral frente a Donald Trump el pasado mes de noviembre. Lo ha hecho en un foro de mujeres en Nueva York moderado por la periodista de la CNN Christiane Amanpour, recoge La Vanguardia. Clinton ha querido dejar clara su posición sobre la posible influencia de los movimientos del FBI y los hackers rusos en los resultados: "Si las elecciones se hubieran celebrado el 27 de octubre, yo sería presidenta", ha asegurado. La exsenadora pone el foco en los últimos días de campaña, cuando el director del FBI, James Comey, publicó una carta en la que informaba al Congreso de la reapertura de la investigación de un servidor de correo electrónico privado. Clinton también atribuye el varapalo electoral al lanzamiento por parte de Wikileaks de los correos electrónicos del presidente de la campaña, John Podesta, supuestamente robados por piratas informáticos rusos. "No fue una campaña perfecta, pero iba camino de ganar hasta una combinación de la carta de Comey y Wikileaks de Rusia", asegura la demócrata. "La razón por la que creo que perdimos fueron los acontecimientos que intervinieron en los últimos 10 días". Clinton también considera responsable de los resultados del pasado 8 de noviembre al presidente ruso Vladimir Putin y su afán por influir en el resultado: "Está claro que interfirió en nuestras elecciones, y que lo hizo para hacerme daño y ayudar a nuestro oponente", afirmó. Hillary Clinton, quien reveló que está pasando por el "doloroso proceso" de escribir un libro que trata en parte sobre las elecciones, también dijo que la misoginia desempeñó un papel en su derrota. La excandidata asume su responsabilidad personal por los errores de la campaña, pero no ha querido cuestionar su estrategia y dedicó elogios a su personal. "Yo era la candidata, yo era la persona que estaba en la papeleta, soy muy consciente de los desafíos, los problemas, los déficits que tuvimos". Vamos, que Hillary ya no sabe a quién más echar la culpa de su derrota, lo que demuestra su mal perder… Andrés Velázquez [email protected]