• La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en diciembre de 2014 fue del –1%, seis décimas por debajo de la registrada el mes anterior (-0,4%).
  • El IPC encadena ya seis meses consecutivos con tasas negativas. En tasa mensual (diciembre de 2014 sobre noviembre del mismo año), los precios retrocedieron un 0,6%.
  • El Gobierno dice que para qué subir los sueldos, si los precios bajan.
  • Y encima, aprueba una mísera subida de 3 euros mensuales del Salario Mínimo Interprofesional. 
La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en diciembre de 2014 fue del –1%, seis décimas por debajo de la registrada el mes anterior (-0,4%). El IPC encadena ya seis meses consecutivos con tasas negativas, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), que ha mejorado en una décima el dato interanual adelantado a finales del mes pasado (-1,1%).

El índice de precios de consumo (IPC) cerró 2014 en negativo debido, principalmente, al abaratamiento de los carburantes y lubricantes.

Con el dato de diciembre, el IPC interanual cierra un semestre con tasas negativas -se requieren dos consecutivos para poder hablar de deflación técnica-, tras el -0,3% de julio, el -0,5% de agosto, el -0,2% de septiembre, el -0,1% de octubre y el -0,4% de noviembre.

En tasa mensual (diciembre de 2014 sobre noviembre del mismo año), los precios retrocedieron un 0,6%, frente al aumento del 0,1% experimentado un año antes, por la caída del transporte (-3,4%) gasolinas, vestido y el calzado (-2%) por las rebajas de invierno, y de la vivienda (-0,2%) por el menor coste del gasóleo para calefacción.

Pero lo importante de todo esto es que el dato de inflación de diciembre es la referencia para el sueldo de los trabajadores, ya que en algunos convenios colectivos se utiliza para determinar la subida salarial del año siguiente y en otros es la referencia para corregir la desviación del IPC.

Pues bien: el IPC del año 2014 es la coartada del Gobierno para mantener y fomentar unos sueldos de miseria. Como explicamos ayer, aunque la economía española ha comenzado el año con un crecimiento superior al 2%, el ministro de Economía, Luis de Guindos, cree que no es el momento de subir los salarios porque -como dice Rajoy- para qué subir los salarios si los precios -la inflación- bajan.

También informamos de la raquítica subida del Salario Mínimo Intreprofesional aprobada por el Gobierno, que aumentará un mísero 0,5%, pasando de 645 euros a 648 mensuales.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]