• Y lo más grave: la Generalitat se niega a hacer caso a los tribunales. 
  • La desobediencia de Artur Mas sorprende al mundo jurídico catalán.
  • Algo sólo explicable si el Gobierno autónomo catalán tiene algo que esconder. 
  • Ya van 16 sentencias todas ellas en la misma dirección y ATLL aún no ha sido entregado al segundo postor: Agbar.

Increíble historia. Ya van 16 sentencias, todas ellas en la misma dirección. Ahora la última, del Tribunal Supremo, en la misma línea (vean los Fundamentos de derecho): dan la razón a Aguas de Barcelona (Suez-Agbar) y se la quitan a Acciona. La distribuidora de aguas de la comarca de Barcelona fue otorgada a Acciona, cuando los tribunales insisten en que debió ser adjudicada a Agbar, presidida por Ángel Simón (en la imagen), y han anulado el otorgamiento de la Generalitat catalana.

Los Entrecanales no se van y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, se niega a echarles. El empecinamiento es la sorpresa del mundo jurídico catalán y lleva a sospechar que la Generalitat -única explicación- tiene algo que ocultar referente al concurso adjudicación de Agaud del Ter Llobregat

En lógica jurídica, Acciona debía abandonar ya mismo la dirección de ATLL. Pero si la Generalitat no se lo ordena…

Eulogio López

[email protected]